Por el Psic. Fernando Reyes Baños

Desarrollado hace más de 40 años en la Universidad Cornell de Estados Unidos este sistema para tomar apuntes implica, en primer lugar, preparar las páginas que se emplearán para tomar notas, después llenar estratégicamente cada una de las secciones que se prepararon en la fase anterior para, finalmente, trabajar con la información que se haya recabado para estudiar y repasar el contenido de las clases.

Veamos a continuación, paso por paso, cada uno de estos aspectos:


A. El formato

Para usar el sistema Cornell es necesario dividir las páginas que vayamos a utilizar de manera que podamos contar con los siguientes elementos:

1. Una columna de indicios. Margen vertical, a unos 6 o 7 centímetros a la izquierda de cada página, que podemos trazar con un lápiz o una pluma, de preferencia, de color rojo.

2. Columna para tomar apuntes. Columna ancha que, después del margen trazado para marcar la columna de indicios, queda a la derecha de la página.

3. Un área para resumir. Segundo margen, también de color rojo, que podemos trazar con una línea horizontal a unos 5 centímetros por encima del final de la página.

Las páginas que utilizarás para tomar apuntes, basándote en este sistema, deberán tener, aproximadamente, este aspecto:



B. El llenado

Las páginas que se preparan, de acuerdo al formato propuesto por este sistema, no sólo te servirán para registrar las ideas estructurales que escuches durante las clases, sino también para trabajar los apuntes que se hayan generado y poder contar, en lo sucesivo, con material útil para repasar y estudiar.

Para cumplir con esta doble función, las páginas preparadas deberán llenarse de acuerdo a la siguiente secuencia:

1. Durante la clase. Empieza siempre con la columna para tomar apuntes, que en el presente formato está ubicada a la derecha de la página, pues su función no es otra que servir de área para que en ella hagas todas las anotaciones que tengas que hacer durante el desarrollo de las clases. Sobra decir que de los 3 elementos que integran este formato, la columna para tomar apuntes es el más afín con el modo tradicional de tomar notas escolares, debido a lo cual te resultarán útiles para su llenado, todas las recomendaciones que te hemos hecho en los artículos Toma de apuntes escolares y Cómo tomar notas en clase (1).

2. Después de clase. Continua con la columna de indicios, de preferencia después de cada clase en la que hayas utilizado la columna para tomar apuntes, y resume las ideas que hayas anotado a la derecha de la página, valiéndote de palabras clave o frases cortas que puedas asociar, fácilmente, con lo que se haya tratado en la clase; de manera que al término de esta actividad tengas, por un lado, los apuntes que tomaste en clase, y por otro, las expresiones que servirán de indicios (señales, pistas, huellas, etc.) de tales apuntes, razón por la cual, deberás asegurarte de que estas palabras clave o frases cortas reflejen lo más importante de tus notas escolares.

3. También para después de clase. Inmediatamente después de llenar la columna de indicios, lo recomendable es continuar con el área para resumir. La idea es resumir, debajo de cada página, todo el contenido que hayas registrado en la columna para tomar apuntes. La importancia de este tercer elemento del formato no es poca. Según Walter Pauk, resumir “(...) aclara los significados, pone de relieve las relaciones, establece la continuidad y fortalece el recuerdo”. Resumir, para este autor, equivale a que hagas tu propio cuestionario porque te brinda la oportunidad de saber si has entendido o no lo que has apuntado durante las clases. Para llenar esta área, probablemente, será necesario que te tomes un tiempo para re-leer tus notas y reflexionar en cuál podría ser la forma más concisa y congruente de expresar ese contenido. Una clave para que esta labor te sea más fácil es guiarte por las palabras clave o frases cortas que hayas utilizado para resumir, idea por idea, tus apuntes en la columna de indicios.

Sobre el llenado del formato valdría la pena hacer dos últimas anotaciones:

a) Te recomendamos llenar la columna de indicios y el área para resumir inmediatamente después de cada clase en la que tomes notas porque si dejas estas actividades para después, uno, dos días o una semana después, resultará bastante probable que te sea difícil trabajar con estos elementos del formato debido a que habrás olvidado para entonces muchos aspectos relevantes que se revisaron en clase.

b) Sigue siendo un hecho, con éste o cualquier otro sistema, que cada alumno tomará notas de acuerdo a su propia manera de hacer las cosas y que, por esta razón, los apuntes, con formato o sin él, serán muy distintos de un caso a otro. De ahí la importancia de que cada estudiante se haga responsable de tomar sus propios apuntes en clase.



C. Estudiar y repasar con las notas escolares

Generalmente en los manuales que se ocupan de este tema, se hace referencia a la utilidad que tiene tomar notas escolares, pero no siempre se hace hincapié, de manera concreta, en cómo pueden los estudiantes estudiar y repasar a partir de los apuntes que toman en clase.

La etapa más productiva del sistema Cornell tiene que ver, justamente, con lo que puede hacer el estudiante para estudiar y repasar, valiéndose (como uno más de los elementos que entran en juego) de las notas que generó durante las clases.

Veamos a continuación algunas recomendaciones generales:

1. Repasar después de clase. Aunque no lo parezca, el solo hecho de llenar después de clase la columna de indicios y el área para resumir equivale a repasar la clase que acaba de terminar, porque el llenado de ambos elementos demanda, no solo re-pasar los apuntes que se acaban de hacer, sino también realizar distintas operaciones que son imprescindibles para resumir: asociar, parafrasear, re-estructurar, sintetizar, etc. Esperamos que, tanto al estudiante como al lector interesado, le resulte ahora evidente por qué hemos insistido tanto en que el llenado de estos elementos del formato se haga inmediatamente después de la clase: representa una forma regular de repasar los contenidos de la misma.

2. Estudiar para los exámenes. Los apuntes escolares son un elemento valioso a la hora de prepararse para los exámenes. Con el formato propuesto por el sistema Cornell, la estrategia consiste en lo siguiente: primero, lee con atención lo que anotaste en la columna para tomar apuntes; luego, tapa con una hoja de papel esa columna y, mirando solamente las palabras clave o frases cortas de la columna de indicios, trata de recitar (decir en voz alta) y con tus propias palabras el contenido de la columna para tomar apuntes; repite estos pasos hasta que puedas recitar, satisfactoriamente, los temas que revisaste en clase. El área para resumir también puede resultarte útil. Una forma de aprovecharla es la siguiente: debido a que ese tercer elemento del formato resume, de manera global, los contenidos que abarcas página por página, puedes valerte de esos resúmenes para formular preguntas y hacerte de un cuestionario que, en el mejor de los casos podría ser parecido a la prueba real, con el cual podrías practicar contestando, corrigiendo y evaluando tus resultados. Esta segunda estrategia, como podrás darte cuenta, resulta altamente benéfica para cualquier estudiante porque los prepara para contestar correctamente las preguntas que podrían venir en el examen.

3. Repasar antes de cada clase. Nunca estará de más aprovechar 5 minutos antes de cada clase, para repasar los apuntes de la sesión anterior. Quizá esta recomendación pueda parecerte muy simple, pero ponerla en práctica te permitirá estar al día en la clase, lo cual puede ser importante, si tu profesor(a) acostumbra comenzar haciendo preguntas sobre el tema anterior o si la participación tiene algún porcentaje dentro de la calificación. Para ello, puedes repasar los resúmenes (ubicados al pie de cada página) o, si cuentas con un poco más de tiempo, leer lo que pusiste en la columna para tomar apuntes.

Finalmente, dejamos a tu consideración un ejemplo que pretende ilustrar la manera cómo se aplica el sistema Cornell, basándonos en los apuntes* de una exposición breve sobre el uso del modelo estadístico en psicología, correspondiente a una clase de la materia Filosofía de la ciencia:




Modelos p/fenómenos c/regularidad

c/regularidad estadística: conducta

Estadística en Ψ = sólo hacer estimaciones

Estadística en Ψ = desconocer su estructura

S/teoría = Práctica ideológica

Modelo estadístico en Psicología (Ψ) - 29/Agosto

P/usar modelos debe comprobarse que las manifestaciones del fenómeno en estudio presenten cierta regularidad.

Algunos fenómenos presentan regularidad de tipo estadístico. Ejemplo: conducta.

Parecerá obvio el por qué usar el modelo estadístico en Ψ, pero: si la conducta equivale a un fenómeno estadístico (y también probabilístico), entonces en Ψ sólo pueden hacerse estimaciones.

¿Garantiza la estadística la cientificidad de la Ψ? No, porque aceptar que la conducta es un fenómeno estadístico es aceptar que se desconoce la estructura que la determina.

Si no se tiene, primero, una teoría que explique lo que se observa, las conclusiones se mantendrán dentro de una práctica ideológica y sólo reproducirán las evidencias.


Los modelos se usan p/fenómenos q/ocurren con regularidad. La conducta es un ejemplo de ellos, pero de tipo estadístico. Con la estadística en Ψ sólo pueden hacerse estimaciones, pero la 1ª no hace científica a la 2 ª porque descarta conocimientos s/la conducta (estructura). S/teoría, las conclusiones son parte de una práctica ideológica.



* Nótese que en los tres elementos del formato se usó escritura telegráfica tal y como se explicó en un artículo publicado con anterioridad.


Fuentes consultadas


• Díaz Vega, José Luis (2004). Aprende a estudiar con éxito. México: Trillas.
• Pauk, Walter (2002). Estrategias de Estudio. Madrid: Pearson Educación, S. A.
• Pansza, Margarita y Sergio Hernández (2000). El estudiante: técnicas de estudio y aprendizaje. México: Trillas.
• Freeman, Richard (1994). Cómo estudiar con eficiencia. México: SEP-ITESM.



El contenido plasmado en este blog es producto de la reflexión de su autor, de sus colaboradores y de los pensadores que en él se citan. Cualquier semejanza con la realidad o alguna ficcón literaria, televisiva, psicótica paranoide o de cualquier otra índole es mera coincidencia

Periplos en red busca crear espacios intelectuales donde los universitarios y académicos expresen sus inquietudes en torno a diferentes temas, motivo por el cual, las opiniones e ideas que expresan los autores no reflejan necesariamente las de Periplos en red, porque son responsabilidad de quienes colaboran para el blog escribiendo sus artículos.



Periplos en Red

Grab this Headline Animator

 
Ir Abajo Ir Arriba