Infinito

0

Por el Mtro. Fernando Reyes Baños


Imagina que la vida es como un museo que alberga los momentos que hemos vivido hasta ahora, que ese museo está compuesto por un corredor de muchas puertas, que ese corredor se va construyendo a medida que avanzamos, que detrás de esas puertas se encuentran todos los momentos que hemos vivido y que, cuando nuestra mente se haya en silecio, podemos visitarlos. Imagina que al abrir cada una de esas puertas podrás vivir nuevamente lo que has vivido: los momentos más significativos, los más decisivos, los más dolorosos o los más hermosos.

Imagínate que eres un expectador en primera fila viendo esos momentos como si fueras el voluntario que prueba los efectos más espectaculares de realidad virtual que puedas concebir y que cualquier cosa que viviste, ayer o hace años, puedes verla, escucharla, olerla, saborearla o tocarla. Imagina que lo único que no puedes hacer es cambiar los momentos que encuentres detrás de esas puertas, que los momentos que se agregan llegaron para quedarse de forma definitiva y que lo unico que puedes hacer es asegurarte de que los momentos que se sigan agregando a esa galería sean mejores que los anteriores.

Imagina que tarde o temprano, mañana, dentro de algunos años o cuando menos te lo esperes, acudirás a ese museo por última vez como visitante, y que una vez que termines de hacer ese último recorrido, te darás cuenta de que la galería ha quedado completa finalmente, que ya no hay necesidad de agregar más momentos, porque la última pieza que faltaba a llegado por fin a ocupar su lugar: tú mismo. Imagina ahora que todos esos momentos que has dejado atrás te acompañarán por un tiempo indefinido, y que llegará el momentos también, para que esos momentos sean la materia prima para que construyas un museo nuevo, con una galeria completa de momentos nuevos y con puertas que albergarán momentos que te serán significativos, decisivos, dolorosos o hermosos, y que cuando esa galeria quede completa también, volverás a tener la oportunidad de construir un nuevo museo y así sucesivamente, hasta que todos los museos que llegues a construir te sirvan para crear una obra maestra, la más increíble de todas, tan sublime que ni siquiera eres capaz de imaginartela ahora, porque que está fuera de tu comprensión, escapa a cualquier conceptualización, sobre todo, porque esa obra serás tú mismo.

Imagina que solo hay un momento para cambiar realmente, una única oportunidad para colmar de belleza y felicidad lo que nos espera detrás de esas puertas, un único momento para hacer de nosotros una obra maestra: el presente.



El contenido plasmado en este blog es producto de la reflexión de su autor, de sus colaboradores y de los pensadores que en él se citan. Cualquier semejanza con la realidad o alguna ficcón literaria, televisiva, psicótica paranoide o de cualquier otra índole es mera coincidencia

Periplos en red busca crear espacios intelectuales donde los universitarios y académicos expresen sus inquietudes en torno a diferentes temas, motivo por el cual, las opiniones e ideas que expresan los autores no reflejan necesariamente las de Periplos en red , porque son responsabilidad de quienes colaboran para el blog escribiendo sus artículos.



Periplos en Red

Grab this Headline Animator

 
Ir Abajo Ir Arriba