Del agradecer...

0

Por Rodrigo Juárez Ortiz


El agradecimiento es una de las características valiosas del ser humano, consiste, en términos generales en corresponder con gratitud a un favor y en la especie, es un deber moral nacional el ser agradecidos, tener y guardar en nuestros corazones y en nuestra memoria el recuerdo de uno de los personajes mas valiosos de nuestra guerra de Independencia y me refiero a Don Hermenegildo Galeana, Tata Gildo como se le llama en su tierra natal Techan ( ahora de Galeana).

Recordemos que en un día como el lunes inmediato anterior 13 de Abril, pero de 1762, nació el héroe en la población mencionada, en el actual estado de Guerrero. Por cierto vale mencionar que Tecpan fue el lugar escogido por el prócer Don José Ma. Morelos y Pavón para desde ahí seguir la lucha de Independencia que le encargó el Padre de la Patria Don Miguel Hidalgo y Costilla en el Sur del país y fue el mismo Morelos quien creó la Provincia de Tecpan cuyo decreto de creación se dio un 18 de Abril, pero de 1811, llamándole a la capital de dicha Provincia con el nombre de Nuestra Señora de Guadalupe, dejando de ser pueblo para darle el carácter de ciudad. De ahí que entonces ya tenemos dos fechas por celebrar: el natalicio de Galeana ( 13 de Abril de 1762 ) y la creación de la Provincia de Tecpan (18 de Abril de 1811), la cual ocupaba casi el territorio del actual estado de Guerrero y que fue un bastión trascendental para el sostenimiento de nuestra lucha libertaria en contra de la inicua y degradante explotación, incluida la esclavitud de nuestro pueblo desde hacía trescientos años.

Es lamentable que los hechos heroicos de la gente que luchó en contra de la ignominia, a favor de la dignidad humana para heredarnos un país de libertad, no se difundan adecuadamente, pero mas lamentable es que quienes tienen el deber de hacerlo, se abstengan de ello, sin perjuicio de la responsabilidad que le toca a la población civil, por su carencia estulta de la educación cívica que tanta falta nos está haciendo.

Y para los desmemoriados y/o apáticos solo les recordamos que Galeana, quien trabajaba en las fincas con su primo Juan José Galeana, pues eran hacendados criollos y participaban del descontento por las vejaciones de que eran víctimas de parte de los peninsulares, entró a la guerra en seguimiento del Siervo de la Nación (apelativo con el que se mencionó a Morelos declinando éste usar el de Generalísimo que le habían puesto) en Enero de 1811, habiéndose distinguido en la toma de Taxco en 1811,en la de Tenancingo en 1812, y dos meses después en la conquista de Oaxaca, ello sin contar el haber sido el jefe de la vanguardia que rompió el sitio de Cuautla, en acciones a cual mas temerarias, pero así de eficaces. Sus triunfos indiscutibles en contra del ejército realista le valieron sus ascensos (Morelos lo nombró Mariscal) y el reconocimiento oficial de México toda vez que en 1823, post mortem, le fue concedido el título de Benemérito de la Patria en Grado Heroico y en el Salón de Sesiones de la Cámara de Diputados su nombre se encuentra inscrito con letras de oro. Sus triunfos guerreros fueron de gran significación para la causa insurgente, merced a su arrojo, a su destreza, a su gran valentía que rayaba en la temeridad, y a su firmeza en la toma de decisiones en situaciones extremas, a grado tal que cuando murió al golpearse en la cabeza con una rama en un altibajo del terreno en donde estaba huyendo de una emboscada, y al enterarse de la muerte de Matamoros, el gran Morelos exclamó “ Acabaron mis dos brazos, ya no soy nada”. Recordar a nuestros héroes no es sino un gesto elemental, básico, de civismo y de patriotismo (que no jingoísmo) y eso debe servir de ejemplo a las generaciones venideras para que sepan defender su derechos elementales, básicamente la libertad, cuando ésta se vea conculcada o amenazada por intereses extraños o mezquinos que pretendan arrebatárnosla.

Sin embargo, después de que nuestros héroes pusieron en riesgo su vida, la de su familia, sus bienes, su integridad física, todo su futuro , el propio y el de sus seguidores, para darnos patria y libertad, que pensarán que ahora esas libertades se han usado para que cínicos y oportunistas accedan al poder, desde el cual se atenta en contra del patrimonio de la nación, se infeste de corruptos a sabiendas de que van a tener una total impunidad, así como el tener una serie de privilegios y canonjías que rayan en el insulto frente a una muchedumbre, el infelizaje de 60 millones de mexicanos en estado de pobreza, mas los de pobreza extrema ( eufemismo por miseria), sin perjuicio de la anarquía que se padece en tanto que cada quien hace lo que le viene en gana, sin parar mientes en el carácter coactivo del Derecho y que nuestros “ próceres” no aplican ya sea por ineptitud, ignorancia, ineficacia, ineficiencia, temor o simple complicidad con quienes delinquen ya sea de manera organizada o no, aunado a una sociedad pusilánime o apática, desinteresada, en donde cada quien se rasca con sus propias uñas y al prójimo, ¡ Que se lo lleve el queso! Todo ello sin perjuicio de la entrega descarada de nuestras riquezas naturales a los intereses extranjeros, siempre ventajistas y oportunistas.

Es por ello que el recordatorio de las efemérides de nuestros patricios nos debe de llevar a la solidaridad social, a la responsabilidad en el ejercicio de nuestras actividades cotidianas, al logro de los valores universales que deben inculcarse en casa y reforzarse en la escuela, a la tolerancia y, en su caso, al perdón, todo ello en un esfuerzo por el fortalecimiento de las bases que para disfrutarlo, nos dieron nuestros epónimos héroes. Sigamos su ejemplo. O usted, convencido lector, ¿qué opina?

De cuando los patos les tiran a las escopetas...

Leer más

Por Rodrigo Juárez Ortiz


Los dichos populares tienen a su favor la experiencia acumulada, ancestral, de diferentes generaciones de nuestro pueblo. Sabiduría popular pura, al margen de estar de acuerdo o no con algunos de sus postulados o sentencias, sin embargo, en la especie queda ad hoc para estos comentarios.

¿Y desde cuándo los patos les tiran a las escopetas? Tal vez la respuesta nos la den eventos recientes que no podemos soslayar, habida cuenta de que estamos ante situaciones insólitas y a todas luces desconcertantes

Es el caso de que el retropróximo dos de Abril (por cierto día de conmemoración de la famosa batalla de Puebla, pero de 1867 en donde el ejército republicano mexicano venció al ejército invasor francés, distinguiéndose en la misma el coronel Porfirio Díaz), amanecimos en este puerto con la nefasta noticia de haber tenido (el día anterior) una jornada de rebelión policiaca en la que retuvieron al Alcalde y golpearon a dos funcionarios municipales; los policías marcharon de las instalaciones de la SSP y PC, hasta el Ayuntamiento, bloqueando la Av. Cuauhtémoc por una hora para exigir el pago de su quincena y se adquiera el seguro de vida para salir a trabajar. Esta acción se llevó al cabo de una manera tensa cuenta habida de que los policías exigieron al alcalde solución a sus demandas y al tratar de ser rescatado por el director de gobernación, éste recibió un golpe en el rostro, o-b-l-i-g-a-n-d-o al alcalde a ir a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública de donde lo liberaron después de una hora, nos dice una nota periodística

No olvidemos que la policía municipal lleva en paro (totalmente ilegal como lo ha señalado el presidente municipal en diferentes ocasiones), desde hace más de nueve meses, con la consabida consecuencia del desamparo de la ciudadanía quien se encuentra en manos de la delincuencia organizada o no, sin perjuicio del caos vial que producen las obras en las calles y sin policías viales para controlar el tráfico ya caótico.

La acción nos parece totalmente flagrante de los ordenamientos constitucionales al respecto, dígalo si no el siguiente texto de nuestra Carta Magna:

“Artículo 8o. Los funcionarios y empleados públicos respetarán el ejercicio del derecho de petición, siempre que ésta se formule por escrito, de manera pacífica y respetuosa; pero en materia política sólo podrán hacer uso de ese derecho los ciudadanos de la República.

A toda petición deberá recaer un acuerdo escrito de la autoridad a quien se haya dirigido, la cual tiene obligación de hacerlo conocer en breve término al peticionario”.

En la especie la petición no fue tal, fue exigencia, se ejerció violencia y se presionó a la autoridad a resolver atento a las solicitudes de los exigentes peticionarios, entre insultos, gritos y forcejeos con autoridades municipales.

¿Es así como se deben comportar los ciudadanos para ejercer el derecho de petición y en especial los policías quienes entre sus responsabilidades está el garantizar el orden público?

Es obvio que ante la presión ejercida el alcalde tuvo que ceder y así, se comprometió a pagar la quincena reclamada, a pesar de que había declarado que no se iba a cubrir, porque no la habían trabajado por estar ellos en paro ilegal desde hace muchísimo tiempo; pero que por el pago debían regresar a trabajar, que debían de cumplir las órdenes de trabajo les dieran sus superiores y que los comandantes tenían que reunirse con el secretario del ramo para efectos de coordinación. ¿Qué no son éstas obligaciones del cargo, sin que tengan que plasmarse en un minuta? Me doy.

Lo inaceptable es la violencia que se ejerció en contra del presidente Municipal a quien por razón de su investidura se le debe respeto y en especial, por parte de sus subordinados.

El otro caso, entre muchos, es el de la recuperación de 16 de los 18 distritos judiciales de la entidad (en poder de trabajadores del Poder Judicial del Estado, desde el 8 de Marzo), por parte de policías antimotines en este puerto, en Chilpancingo, en Iguala, en Tixtla y otros, en donde hubo connatos de violencia, pero en esta última población los policías fueron golpeados y apedreados por normalistas de Ayotzinapa y algunos participantes en la refriega.

La cuenta sería interminable de casos en que en algunos se ha salido del control de las autoridades, como la toma de edificios públicos, la destrucción de mobiliario y equipo, de sedes de partidos políticos, de comercios y un sinfín de afectados por el vandalismo, aparte de la delincuencia ordinaria y organizada, los cuales no solo ya les perdieron el miedo a las autoridades, sino también el respeto, lo que hace que cada día mas se envalentonen y de plano retan a las autoridades poniendo en entredicho la realidad de un estado de derecho y democrático.

Las autoridades, con justeza, han dicho “n” número de veces que hay que privilegiar el diálogo y les asiste toda la razón ya que “hablando se entiende la gente”, pero cuando no se dan las condiciones para el diálogo y una de las partes no cede un ápice en sus pretensiones a sabiendas de que no son posibles de realizar, entonces es adecuado el utilizar el poder coactivo del estado, ordenado por la ley (sin que de ninguna manera signifique represión), para hacer valer el imperio del derecho, única forma civilizada para lograr una convivencia equilibrada, pacífica y constructiva en beneficio de la colectividad.

El resultado de tanta parsimonia es que cada día más, van en aumento las manifestaciones y exigencias colectivas, para obligar a las autoridades, primero a que los escuchen y segundo, para que les solucionen sus peticiones que las mas de las veces son legítimas y añejas, lamentablemente.

Y como ven que con violencia se obtiene lo pedido, están prestos a la violencia ya que se han dado cuenta que ante estas situaciones no pasa nada, es decir, no hay ninguna consecuencia de carácter correctivo, en detrimento de la paz y la seguridad de la ciudadanía toda que queda convertida en rehén de los protestantes.

No hay que seguir dando pie a que los patos le tiren a las escopetas. Ya se inventó el Estado de Derecho. O usted, impactado lector, ¿qué opina?

De la anarquía...

Leer más

Por Rodrigo Juárez Ortiz


Se necesitaría ser un topo ( mi simpatía para estos animalitos) para no darse cuenta que toda la nación está deseando, añorando, necesitando y en algunos casos exigiendo un clima de paz y de orden para obtener el progreso y bienestar que tanta falta nos hace y que resulta indispensable para lograr el país que deberíamos ser y como están las cosas, todavía se ven muy lejanas las posibilidades de lograrlo.

Sin entrar en el análisis de las características que conforman nuestra personalidad como pueblo, sin embargo queda evidenciado que hay talento, capacidad, creatividad, coraje, pero adolecemos de otras que son menester para el logro de nuestros propósitos fundamentales, sin perjuicio de que estamos hundidos en el lodo siniestro de la corrupción, aunado a una execrable impunidad, lo que hacen nugatorios todos los buenos deseos (en su caso) para salir adelante como Nación.

Trasladado eso a nuestra entidad federativa ( toda proporción guardada) somos conscientes que estamos hundidos en una verdadera anarquía, entendida como la situación de un país caracterizada por la ausencia de un gobierno con la autoridad necesaria y que está sumido en conflictos desordenados, teniendo como sinónimos, precisamente, el desorden y la confusión.

Es el caso que ante los hechos inéditos( por lo menos en nuestros días), de la violencia que se está viviendo en nuestros lares y que notoriamente nos los informan los medios, en virtud de los cuales grupos de jóvenes y padres protestan por la desaparición forzada de sus condiscípulos e hijos, respectivamente, así como tomando esto como bandera, aunado a su inconformidad por las llamadas reformas educativas, se han hecho sentir, las protestas de docentes, pero de una manera violenta y delictiva y al no recibir el tratamiento legal que corresponde a sus acciones vandálicas, al gozar de una impunidad insólita ( ya que es público y notorio que no les pasa nada), ello ha propiciado que se desaten, como en cadena, infinidad de protestas de toda índole, de varios grupos de la entidad, básicamente los mas vulnerables, en donde están aflorando una serie increíble de males, inconformidades, injusticias, desigualdades, y un larguísimo rosario de excesos del poder político y económico, y como ya se dieron cuenta de que no pasa nada si actúan, aun en contra de los derechos fundamentales de terceros, entonces cada quien se siente justificado y actúa en razón de sus propios intereses, que no los de la comunidad en general, para llevar agua a su molino, llegando al abuso, pasándose olímpicamente por la entrepierna todo aquello que signifique autoridad o gobierno, evidenciando que ya no solo le han perdido el miedo, sino incluso, el respeto y todo porque la autoridad no ha ejercido su poder coactivo para imponer el estado de derecho, (lo cual no es represión) con el argumento de que quiere privilegiar el diálogo, cosa que resulta ineludible y necesaria, solo que el diálogo se debe dar cuando las partes están de acuerdo en ceder en lo accesorio y ponerse de acuerdo en lo fundamental, pero noahora, cuando es obvio que los manifestantes actúan por consigna y no van a ceder en sus exigencias.

Ergo, ante tanta manifestación, impregnada de barbarie, y de actos delictivos, es que ya contagiaron y animaron a otros segmentos de la población a manifestar sus inconformidades y necesidades, y es obvio que nos encontramos ante una evidente anarquía, en que todo el mundo hace lo que le da la gana y no pasa nada, que los tres órdenes de gobierno, no echan a andar los protocolos menester para hacer valer el imperio del Derecho, díganlo si no, la toma (una vez mas) de las instalaciones del Ayuntamiento del centro; el paro totalmente ilegal de los policías municipales; el aumento de un peso en el kilo de las tortillas ( de 15 a 16); taxistas abusivos aumentaron (de 25 y 30 a 45 y 50 la dejada mínima, por los turistas); el enfrentamiento en Tierra Colorada entre integrantes del FUSDEG que reciben a tiros a los miembros del SS y JC; el que volverán a tomar, pescadores, la hidroeléctrica “ Plutarco Elías Calles” ante la apatía del gobierno federal por resolver la masacre de tortugas y mangle que realizan; que en Ayutla los habitantes cierran compuertas de abastecimiento de agua a la cabecera municipal por ser ignoradas sus peticiones para rastrillar sus caminos rurales destruidos por la tormenta “ Manuel” hace dos años; el desorden total en lo concerniente al transporte público que nadie para; las ejecuciones y delitos cometidos por el crimen organizado y el colmo, a éste, los padres de las 43 víctimas ya les pidieron su apoyo, por no confiar en las autoridades; mas todo lo que se acumule en la semana. La anarquía plena. ¿Y las autoridades? Muy bien, gracias. O usted, arrinconado lector, ¿qué opina?

De lo evidente...

Leer más

Por Rodrigo Juárez Ortiz


RECORDATORIO.- Recién, el sábado retropróximo, 21 de Marzo celebramos en México el nacimiento de uno de los personajes sobresalientes de la historia Patria: Don Benito Juárez. Recordatorio que hicimos en entrega anterior pero no nos reporta aflicción alguna la idea de la insistencia, al rememorarlo trayendo a colación algunos pasajes sobre su vida de estadista, al contrario, cuenta habida de lo egregio de su figura. De esta guisas u figura inmortal se yergue por sobre las mezquindades de los intolerantes, los fanáticos, los reaccionarios y los rencorosos, toda vez que merced a la congruencia con el pensamiento de su época y de su entorno, con verdadera visión de estadista logró, como resultó evidente, con el concurso de patriotas y verdaderos políticos idealistas, darle cauce a las soluciones a los problemas que nos aquejaban y que en gran medida estaban causados por la férrea posición de quienes estaban en la cúspide económica y del poder, y que no reportaban ninguna posibilidad de adelanto.

A pesar de ello, hay quienes pretenden minimizar la gloria de nuestros verdaderos próceres en un intento fallido de tratar de “desmitificar” a nuestros héroes ( ya sea en escritos, como en series televisivas), aduciendo que se ha exagerado tanto su participación como sus “supuestos” logros y ello a tratar de resaltar lo que consideran “defectos “ personales que nada tienen que ver con lo grandioso de su verdaderos actos de heroísmo, de entrega y de renunciación al bienestar personal en aras del bienestar colectivo.

Uno de tantos intentos por desacreditar al patricio, es aduciendo que su apotegma de “ Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz,” lo plagió de Emannuel Kant ( por cierto uno de los pensadores mas preclaros que ha dado la naturaleza humana).

Al respecto debemos recordar que dentro de la obra kantiana existe un libro que se llama “ La Paz perpetua”, hecho durante la llamada Guerra de los 30 años y que entre otras ideas nos habla de que: “ La injusticia cometida se ejerce únicamente en el sentido de que no respetan el concepto del derecho, único principio posible de la paz perpetua” de donde se pudiera pensar que se desprende la interpretación de Juárez, que no plagio, de la idea kantiana, ya que el Benemérito era un lector de Kant, entre otros, y trataba de estar actualizado en las ideas que pudieran ser utilizadas en su tiempo y en su entorno.

No obstante de tan absurda pretensión, no podemos escamotearle al patricio el que haya creado el apotegma y en todo caso, él fue el que lo inmortalizó.

ESCULTURA. Recién la Costera se vio señalada con una escultura cuya imagen se presta, como toda obra estética, a la eterna distinción entre el “me gusta o no me gusta “del destinatario de la misma.

Al respecto son varios los criterios merced a los cuales se puede sujetar una obra tanto si es considerada como una obra de arte o no, o como si fuera considerada solo como una mera obra de ornato, lo cual depende, insistimos, del gusto o aceptación de quien contemple la obra en cuestión.

Es el caso que en la glorieta en donde se encuentra una escultura que representa a una diosa de la mitología romana, la Diana cazadora, se le ha erigido una base que sobrepasa, con creces , el tamaño de la propia escultura.

Por el momento recuerdo la columna Vendome (mi máquina no tiene el acento circunflejo) , en París que tiene en la cúspide al héroe nacional francés, Napoleón Bonaparte y al también héroe, pero de los ingleses el almirante Nelson en Trafalgar Square, en Londres, así como varias en distintos países del mundo, pero siempre en relación con algún héroe o personaje muy distinguido en su propia patria.

Por eso es de llamar la atención el “pedestal” enorme que se le construyó a la escultura que por la diferencia de tamaño, se pierde en el entorno.

Creemos que habida cuenta del vandalismo ( producido por todo tipo de salvajes y por todo tipo de pretextos) que se ha evidenciado en este glorieta de ornato y el costo que tiene el hacer las reparaciones correspondientes a esta diosa mitológica, ha producido la idea de salvaguardarla de futuros estropicios y daños mayores y solo poniéndole una base monumental como la que se evidencia, se podrá quitar del alcance de los bárbaros, pero ello nos obliga a cuestionarnos si lo vale, toda vez que no es un héroe ni un patricio nacional o de talla universal el que corona la cúspide de tan gigantesca base. Y creo que tampoco puede ser un ícono local que represente válidamente a nuestro puerto como realmente lo es La Quebrada, por ejemplo.

Habiendo tantos escultores talentosos ¿Se abrió un concurso para su participación y poder escoger entre sus propuestas?

¿No será un dispendio, considerando las carencias enormes de todo jaez de nuestro pueblo, con hambre, con falta de servicios públicos, con la ineficiente prestación de algunos, y todos los etcéteras del caso?

Tal vez pudiera haberse pensado en otro tipo de ornato. O usted, sorprendido lector, ¿Qué opina?

Del inmortal...

Leer más

Por Rodrigo Juárez Ortiz


El consenso general estima que estamos padeciendo momentos verdaderamente caóticos como humanidad. Se habla de una pérdida de valores los cuales, si nos fijamos bien, no se han perdido, ahí están, todo es cuestión de realizarlos fácticamente. Se habla en un clima de temor, de una serie de calamidades en nuestro entorno, que no son solamente delictivas si no además fenómenos naturales que nos desquician: los climas, las estaciones y su desfasada puntualidad tradicional, haciéndonos sentir y sufrir las consecuencias de todas estas anomalías e irregularidades.

Por lo que respecta a nuestro medio estamos padeciendo, como es público y notorio, el paroxismo de la corrupción galopante, que como cáncer malévolo tiene socavada a las instituciones, “políticos”, servidores públicos, empresarios y a la gran mayoría de la población toda, teniendo como consecuencia la falta de credibilidad en las instituciones produciéndose la anarquía, la desconfianza, el temor, la inseguridad y una gran incertidumbre.

Todo ello, amén del desconcierto que ha causado, implica cambios radicales en nuestro comportamiento y en nuestra perspectiva para ver el mundo y la vida.

Sin embargo cuesta trabajo pensar que íbamos a llegar a los extremos actuales, después de haber vivido hechos trascendentales en nuestra historia que permitieron sentar los pródromos de un paíslibre, progresista, republicano y democrático.

Para ello pensemos en las etapas que han tenido que vivirse para lograr lo anterior, es decir, retrotraernos a la heroica guerra de Independencia, a la institucionalización de esa guerra convertida en las constituciones de 1814, de 1824, las discutidas normas constitucionales centralistas de 1836, 1843 y la extraordinaria cumbre que restituyó a la de 1824, como corolario del plan de Ayutla de 1854 en el extraordinario documento constitucional de 1857.

Y esto viene a colación por que pasado mañana,21 de marzo, celebramos no solo la benéfica entrada de la primavera sino la trascendental efeméride del nacimiento de una de las figuras más preclaras de la historia de nuestro país, el inmortal Don Benito Juárez García.

Su vida y su obra del todo conocidas aunque no con la constancia que debiera, nos muestran a una persona con un carácter indomable, con una voluntad férrea, con un propósito indeclinable de superación personal, con una inteligencia más que brillante y sobre todo con una mirada de profunda visión de hombre de Estado que logró cambios verdaderamente trascendentales en la vida institucional de México.

No solo logró enfrentar y vencer los prejuicios raciales, sociales y económicos de su época. No solo logró enfrentar y dominar los vicios execrables y seculares de la alta jerarquía de la religión predominante en nuestro país;no solo logró luchar y vencer a las mentes conservadoras y retardatarias de su tiempo, sino también logró crear todo un andamiaje jurídico que le permitió avanzar a la Patria en los difíciles y accidentados senderos de los cambios políticos habidos en Europa y en nuestro continente durante el siglo XIX. Es decir él, el inmortal Benemérito de las Américas, junto con una pléyade de héroes quienes amaban verdaderamente a su Patria lograron hacer cambios trascendentales en la estructura jurídica del país, v.g.: Las Leyes de Reforma que se promulgaron de 1856 a 1861 y de esta suerte tenemos la Ley Lerdo de 1856 que desamortizó los bienes del clero;Ley Iglesias o Ley Sobre Derechos y Obvenciones Parroquiales: prohibió el cobro de derechos y obvenciones parroquiales y diezmo a las clases pobres, de 1857; Ley Juárez o Ley de Nacionalización de Bienes Eclesiásticos de 1859, sin perjuicio de la Ley de Matrimonio Civil, Ley Orgánica de Registro Civil, Decreto de Secularización, de Cementerios, Decreto de Supresión de Festividades Religiosas, todas ellas de 1859; Ley Sobre Libertad de Cultos 1860; Decreto de Expulsión del delegado apostólico en turno, Decreto de Hospitales y Establecimientos de Beneficencia, Decreto de Exclaustración de Monjas y Frailes; todas también de 1861.

Como se ve, ante la hegemonía e intolerancia del alto clero católico durante los 300 años de virreinato, con esas medidas más que extirparse se les limaron los colmillos y las garras, dándole fortaleza auténtica la estructura republicana que nuestros antepasados soñaron para nuestro país, teniendo como culminación la separación Iglesia-Estado. A pesar de que fue un gran avance el implantar la tolerancia religiosa, así como la libertad de cultos para que cada quien escoja la religión de su preferencia, la intolerancia de algunos ha cultivado el rencor y la venganza con lo cual tratan de denigrar y minusvaluar la monumental y egregia figura de Don Benito Juárez García con actitudes mezquinas e inaceptables

Resulta un imperativo ineludible el que la población entera conozca la obra monumental de este oriundo de las tierras zapotecas, quien con su brillante inteligencia, y su visión de auténtico estadista, aunados a su profundo patriotismo logró trascender su tiempo y su espacio para honra y prezde la nación mexicana.

Sigamos honrando su gigantesca figura en este 21 de marzo y siempre. O usted, republicano lector, ¿qué opina?

 
Ir Abajo Ir Arriba