De las dudas...

0

Por Rodrigo Juárez Ortiz


La duda es el origen de la ciencia, dicen los que saben. Ello implica echar a andar el intelecto, plantearse interrogantes sobre la certidumbre en relación con el conocimiento, someter a la jurisdicción del logos toda la información obtenida mediante el método adecuado y sacar conclusiones que van enriqueciendo el fenómeno cognitivo, merced a un criterio de objetividad, entendiendo por ésta, aquello que tiene necesidad racional y exigibilidad universal, es decir, que sea producto del pensamiento y sea lo mismo aquí y en China.

Pero no nos vamos a meter en este tipo de dudas, gnoseológicamente hablando, como la duda metódica cartesiana, quien planteaba: dudo, luego pienso; pienso luego existo, solo por mencionar alguna. No, nuestras dudas son de otro jaez.

Lamentable a todas luces es la situación por la que atraviesa el país en múltiples renglones, pero no podemos excusarnos en una generalidad, por muy obvia que sea, para no actualizar el dicho de “ mal de muchos, consuelo…”, sin embargo, focalizando la cuestión en nuestro estado, es de reconocer que estamos viviendo momentos y sucesos de trascendental importancia, especialmente en el renglón de la seguridad, habida cuenta de la información que se propala en los medios y que mas que nunca nos crean dudas ante las versiones oficiales o no, sobre los dolorosos sucesos padecidos en los días finales del retropróximo mes de Septiembre en Iguala, Guerrero.

Estos sucesos están impregnados de planteamientos que orillan a la generación de dudas las cuales se suscitan por la efervescencia que este tipo de eventos producen en la imaginaria colectiva, avivados por el amarillismo de algunos medios y los intereses políticos, en plena efervescencia, habida cuenta de que ya se echaron a andar los mecanismos para celebrar elecciones de diputados, presidentes municipales y gobernador, para el ya cercano 2015.

De esta guisa se especula sobre el qué hacían en Iguala, entrada la noche, (pudiendo hacerlo de día) los normalistas que tienen su escuela en Ayotzinapa, en el municipio de Tixtla, a varios kilómetros de ahí; se dice que estaban “boteando” para ir a la manifestación del 2 de Octubre en la ciudad de México, aun cuando fue obvio que se habían apoderado de tres autobuses de pasajeros saliendo de su terminal, lo cual motivó la presencia de la policía municipal quienes dispararon a los autobuses y pasó lo que todo el mundo ( esto sí, literal) sabe; que llegaron patrullas de la policía y se llevaron a normalistas a quienes bajaron de los camiones (los cuales 43 actualmente están desaparecidos y nos tiene en completa zozobra), pero se dice que los primeros policías en realidad eran miembros del crimen organizado el cual había penetrado la esfera no solo policial, sino incluso a nivel presidencia del municipio, duda que requiere aclararse; que fueron entregados por la policía municipal de Cocula a la delincuencia organizada que fue quien los tiene desaparecidos y no se aclara cómo llegaron a ellos, sin perjuicio de que al presidente de este municipio se le vincula con el crimen organizado y ya fue enviado a la SEIDO para que declare en torno a su eventual participación en los hechos comentados, de ahí surge la duda porqué al presidente municipal de Iguala (ahora prófugo) no se le siguió el mismo procedimiento, pero se aduce que el Fiscal del estado informó al ejecutivo estatal que no podía hacerse por gozar de fuero constitucional y por eso ya se inició el procedimiento para desaforarlo, en el Congreso local, cosa que no ocurrió con el primer edil de Cocula, en fin que hay todavía esa y muchas incógnitas por despejar.

Lo grave es que la situación es extrema, no hay seguridad, ni tranquilidad, ni tampoco hacia la comprensión de que Acapulco es quien, vía el turismo, aporta el porcentaje mayoritario para el sostenimiento de Guerrero, por lo que es gravísimo el daño que se le está haciendo merced, entre otros, a los actos vandálicos de los normalistas dolidos, igual que lo estamos todos, pero ahora apoyados por los miembros de la CETEG.

Pero no es con estas demostraciones como se van a resolver los problemas que padecemos, es con cordura, con ecuanimidad, con acuerdos entre las partes, con veracidad y honradez de parte de las posiciones de cada quien, con acciones tendentes a objetivar las necesidades urgentes de seguridad, con transparencia y, sobre todo, con el inquebrantable e insoslayable principio que debe ser rector, el del imperio de la ley. O usted, inquisitivo lector, ¿qué opina?

De lo injustificable...

Leer más

Por Rodrigo Juárez Ortiz


En atención a los sucesos acaecidos a finales del retropróximo mes de Septiembre en nuestra entidad federativa y específicamente en la ciudad de Iguala, Guerrero, los cuales ya adquirieron una atención mediática, no solo local y nacional, sino también a nivel internacional, por la trascendental importancia que éstos conllevan, es que no podemos soslayarlos, toda vez que se trata de la muerte y de la desaparición de seres humanos, de jóvenes, de personas que estaban y están, en su caso, empezando a desarrollarse, a proyectarse en la vida para realizar su fines inherentes a su condición humana.

Los medios, al respecto, han dado una cobertura muy amplia sobre los detalles de los hechos que se comentan y donde aparecen versiones de los diferentes ángulos en que se está tratando tan impactante tragedia.

Han declarado o informado de estas diferentes versiones, tanto de parte de los sobrevivientes, de testigos presenciales, como de los policías detenidos y sujetos a proceso que se dice estuvieron en el lugar de tan siniestros eventos.

Así, se dice que un grupo de normalistas estaban solicitando una cooperación voluntaria a los automovilistas que transitaban por la carretera de Iguala a Chilpancingo, para ir a la reunión tradicional del 2 de Octubre en la ciudad de México que recuerda la matanza de Tlatelolco de 1968; que también se apoderaron de tres autobuses de una línea comercial que transita hacia este puerto (entre otros destinos), y que un grupo de supuestos policías, sin el equipo convencional, los rodeó y empezaron a disparar en contra de ellos, pero que después llegaron unos policías, uniformados, con guantes, chalecos antibalas, cascos, espinilleras y todo aquello que refleja la imagen de los policías antimotines, quienes también dispararon y luego los bajaron de los autobuses y se los llevaron en camionetas o patrullas, diciendo en sus entrevistas los números económicos de las mismas y que, hasta el momento no han aparecido, lo que ha causado una profunda preocupación y angustia a sus familiares y a todo el mundo quienes estamos conscientes de la relevancia que ello conlleva.

Este grave problema ha repercutido en todo el orbe. Los tres órdenes de gobierno se han visto sacudidos por esto. El gobierno federal ha manifestado su interés en la solución del caso, ordenando la localización de los desaparecidos, así como la aprehensión y castigo de los responsables, sin perjuicio de lo ordenado por el gobernador en el mismo sentido, solo que el presunto responsable de lo sucedido ( el presidente municipal de Iguala, con licencia), al que se adjudica haber dado las órdenes del caso, está prófugo, y se está procesando su desafuero en el Congreso local, para facilitar su aprehensión , y ahora se está sabiendo de sus presuntos nexos con el crimen organizado, de quienes se dice que fueron quienes ordenaron y ejecutaron los disparos y la detención de los jóvenes que se encuentran desaparecidos .

Esto ha motivado que el dirigente nacional del partido que postuló al presidente municipal de Iguala (ahora con licencia) pidiera perdón por no haber sido muy estrictos en la selección de dicho candidato y pidió a los demás partidos que hagan lo propio para evitar casos similares. Sin embargo el asunto ya está politizándose, habida cuenta que el próximo año hay elecciones en el Estado y se dice que se está tratando de poner en evidencia al partido en el poder aquí, para debilitarlo en los próximos comicios, sin perjuicio de que es vox populi que uno de los grandes y profundos problemas que padecemos en México es el de la corrupción, lo que propicia el deterioro del imperio de la ley y la consecuente impunidad, y por ello el crimen organizado o no, han permeado las esferas gubernamentales lo cual les permite actuar a sus anchas con la consabida inseguridad que estamos padeciendo en el país a merced de la delincuencia toda.

De los excesos que han cometido los jóvenes en sus manifestaciones ( porque no se les atiende en el fondo de las mismas) se esté de acuerdo o no con ellas, se entiende, se comprende, se explica, pero no se justifican, y aumentado a su máxima expresión este caso, muchísimo menos se justifica el balacearlos, matarlos o desaparecerlos, por ser una verdadera ignominia, de lesa humanidad. Ha habido mucha tolerancia, o disimulo, o miedo o corrupción en la proliferación, tamaño y fuerza adquiridos por la delincuencia, por lo que gobernantes y gobernados debemos participar, responsablemente, cada quien en su esfera de competencia, en no ser cómplices y ajustarnos al imperio del Derecho, para evitar el pánico que produce la inseguridad. O usted, equilibrado lector, ¿qué opina?

De las consecuencias...

Leer más

Por Rodrigo Juárez Ortiz


Para nadie es un secreto el clima de violencia que estamos viviendo en México. Múltiples son las causas y también de datas muy añejas.

Todos, de alguna manera, sabemos o conocemos o deducimos o especulamos o evidenciamos ante lo obvio, sobre este clima y quiénes lo auspician, lo crean, lo fomentan, lo atacan, lo toleran, lo protegen o lo soslayan, todo depende del ángulo o perspectiva desde la cual se le mire o se le trate.

Dentro de la observación del fenómeno, se dice que es por la delincuencia organizada que se dedica a los negocios que reportan miles de millones de dólares anuales como la trata de personas, el tráfico de estupefacientes, el tráfico de armas, la extorsión, los secuestros, el cobro de piso a los comerciantes de todo tipo, entre otros.

De esta guisa también se dice que nuestro país es un campo de cultivo idóneo por la ignorancia ancestral de nuestro pueblo, a pesar de los grandes adelantos que ha habido en esta área, pero que finalmente es una asignatura pendiente de previo y especial pronunciamiento; por la miseria que se vive por el bajísimo poder adquisitivo del salario mínimo que constitucionalmente está garantizado pero que en la práxis no alcanza para adquirir los mínimos requerimientos de subsistencia y no se nota en los bolsillos de la clase trabajadora y, obviamente en el monedero de las amas de casa; lo cual, a su vez, ha generado hambre, literalmente considerado el término, y que las cifras oficiales nos hablan de millones de mexicanos, ( casi la mitad de nuestra población) que padecen hambre, que no tienen qué comer y cuya desesperación los lleva a delinquir, a aceptar las ofertas tentadoras de los delincuentes organizados; la falta de atención a la salud, a pesar de todos los programas gubernamentales los cuales, las mas de las veces, son de tipo paternalista, así como la ayuda esporádica representada en dádivas de láminas de cartón, en despensas(de consumo inmediato) y que solo palian, que no resuelven estos gravísimos problemas; la falta auténtica de oportunidades a los jóvenes tanto de estudios como de desarrollo profesional lo cual orilla a miles a desertar de dichos estudios, o a irse a otros países en donde padecen de grandes discriminaciones y vejaciones pero que de alguna manera, logran desarrollar sus capacidades, siendo jóvenes cuya formación académica le cuesta a nuestro país y son otros los que cosechan su trabajo; y en este clima de insatisfacción, de hambre, de necesidades ( que los medios y en especial la Tv. comercial nos crea artificiosamente haciéndonos creer en lo óptimo de los productos, bienes y servicios que anuncian) es que se van generando las grandes diferencias de todo jaez, la insatisfacción de las grandes mayorías, del descontento de las mismas si no el coraje contenido que se vuelca en manifestaciones de descontento, exigiendo siempre el cumplimiento de promesas incumplidas, de obras no realizadas, de mejoras que nunca llegan, lo que produce, entre otras cosas, el abstencionismo electoral y la apatía por todo lo que huela a gobierno, habida cuenta del gravísimo problema que padecemos de la corrupción que se da no solo en el sector gubernamental sino en todas las áreas de nuestra vida cotidiana.

De ahí que por ejemplo, en el caso de los violentos actos que se han llevado al cabo últimamente en el estado de Guerrero, se entiende, se comprende, se explica, pero de ninguna manera se justifica la actitud vandálica (una vez mas) de los normalistas que atacaron las instalaciones del Congreso estatal rompiendo vidrios a pedradas, prendiendo fuego a los estantes de la biblioteca (entre otros), sin perjuicio de un verdadero crimen de lesa patria, que fue tirar la estatua sedente del gran héroe y prócer auténtico de nuestra patria, Don José Ma. Morelos y Pavónla cual lo exhibía firmando Los Sentimientos de la Nación, precisamente en Chilpancingo los cuales fueron los cimientos de la Constitución de Apatzingán, así como las bases de nuestras libertades consagradas en las constituciones de México, y que permitieron aquellas de las que disfrutamos actualmente, v.gr.: la gran y tumultuaria manifestación reciente de la comunidad politécnica que protestó pero en forma pacífica e inteligente lo cual motivó una respuesta ad hoc del gobierno federal y se espera que logren sus objetivos, pero sin hacer desmanes, lo que propicia una distensión en el ánimo popular, en especial por la fecha, como hoy, que no se olvida, recordando la matanza de estudiantes del 68 como consecuencia del autoritarismo prevaleciente en la época. En el pedir está el dar, dice el refrán. Y el fin no justifica los medios, los condiciona. Seamos civilizados. Eduquemos con el ejemplo. O usted, responsable lector, ¿qué opina?

De la dignidad...

Leer más

Por Rodrigo Juárez Ortiz


El mes que corre, Septiembre, se caracteriza, entre otras cosas, por tener efemérides nacionales que nos recuerdan actos y hechos pasados constitutivos de nuestra nacionalidad como mexicanos. No es echando gritos desaforados al aire ni gritando ¡ Viva México! como vamos a demostrar nuestra educación cívica, ni tampoco nuestro amor verdadero a la Patria, ni nuestro sentido auténtico de orgullo de pertenecer a un país que nos ha dado cobijo y vida, así como la posibilidad de realizarnos como seres humanos, dentro de nuestro idioma, usos, costumbres, tradiciones, historia, sino actuando responsablemente en aras del bienestar de todos y al respecto una forma es recordando con respeto y civilidad estas efemérides como las del primero de Septiembre de cada seis años en virtud del cual el titular del Ejecutivo Federal toma posesión de su cargo ante el Congreso de la Unión y durante ese sexenio cada año rinde su informe sobre el estado que guarda la Nación ante dicho cuerpo colegiado; el 13 de Septiembre se recuerda la instalación del Primer Congreso de Anáhuac, convocado por el insigne Don José María Morelos y Pavón y celebrado en Chilpancingo, Gro. en el cual este epónimo héroe de la nación, leyó su documento Sentimientos de la Nación que en veintitrés artículos sienta los pródromos de la llamada Constitución de Apatzingán donde se ratificó el Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana; Y en otro 13 de Septiembre pero de 1847, se llevó a efecto la heroica defensa del Castillo de Chapultepec por parte de los cadetes niños que lo defendieron frente al ataque bárbaro, inicuo e inequitativo del ejercito estadounidense en contra de nuestra Patria, entre otras, también de consideración y en donde la historia nos recuerda que un cadete antes de permitir que un soldado extranjero mancillara a nuestro lábaro patrio, decidió envolverse en él y se arrojó a los riscos que rodeaban al castillo de referencia en un acto heroico pleno de patriotismo.

Con ese motivo se han llevado al cabo ceremonias conmemorativas y recordatorios de trascendentales eventos para la vida de nuestro país y al respecto podemos observar que existe un denominador común que no es otro que la lucha del pueblo de México por lograr una democracia y libertad en donde se respeten los derechos fundamentales del hombre para obtener sus fines vitales y fundamentales.

De esta guisa, esta lucha permanente siempre tiene un denominador común que se llama patriotismo, el cual podemos entender como la cualidad de la persona que ama a su patria y trabaja para ella y el trabajar para ella puede hacerse y se hace en todas las formas habidas y por haber, en todas las actividades en las cuales se resalten los valores humanos y se orienten hacia el bien de los demás, con un alto sentido de responsabilidad social. Y la forma tradicional de significar este patriotismo ( en todo el mundo) es a través de los símbolos patrios que son la bandera, el himno y el escudo nacionales, que en México tenemos una ley sobre su uso y formas de ser honrados.

Por ello, sin jingoísmos, sin patrioterías baratas, sin rasgarse las vestiduras, sí debemos de hacer hincapié en la necesidad urgente que tenemos de revivir nuestro sentir patriótico, de hacer conciencia de la necesidad que existe de tener un sentimiento de pertenencia a nuestro país, el cual lamentablemente nos estamos dando cuenta que ha disminuido ostensiblemente y se ve reflejado, entre otras cosas, en la falta absoluta de respeto hacia nuestros símbolos patrios, como es el caso de que nuestra bandera nacional la vemos usada como toalla, para secarse el sudor, de mequetrefes de la farándula en sus actuaciones públicas , en peleas de box donde uno de los participantes si es de origen mexicano la usa como cobertor, incluso los colores y el escudo nacionales también los portan en sus calzoncillos de combate; pero el colmo es que recién, una gringa de la farándula de nombre Miley Cyrus (inpronunciable), en una presentación en Monterrey utilizó nuestro lábaro patrio para recibir azotes en el trasero como parte de su número y lo grave es que el infelizaje nacional, quienes lo vieron no solo no protestaron sino que lo celebraron con gran júbilo como se vio en los videos por t.v..

El agringamiento (neologismo) de nuestro pueblo parece ser irreversible, La penetración en lenguaje, música, moda, usos y costumbres del gabacho se han pegado como lapas, especialmente en nuestra juventud y si bien allá se usan pantalones que en el fondo usan su bandera o ropa interior y otras prendas de vestir, sin ningún respeto, aquí no se sintió ninguna protesta por tal falta de respeto. Hay que reaccionar pero con responsabilidad y patriotismo. O usted, patriota lector, ¿qué opina?

De Rina Ramírez Olea...

Leer más

Por Rodrigo Juárez Ortiz


El altruismo es un valor que dadas las precarias condiciones morales en las que se encuentran millones y millones de seres humanos y,( lamentablemente, también de compatriotas), deviene en un valor de una gran estima y de una gran raigambre ética, cuando nos encontramos que alguien, de una manera desinteresada , sin egoísmos ni mezquindades, pero con una gran solidaridad humana se entrega para el cuidado del bien ajeno.

Pero tampoco abunda la gente altruista, por eso impacta favorablemente cuando alguien de una manera voluntaria y desde el fondo de su corazón, de una manera espontánea se entrega a procurar el bienestar de su prójimo. Tal es el caso de Rina Ramírez Olea.

La Maestra Rina es una amplia y profunda conocedora de las bondades y efectos sanadores del Biomagnetismo, creación científica del Dr. mexicano Issac Goiz y que básicamente se explica como “ La magnitud del alcance que tiene el Biomagnetismo y la Bioenergética es que detecta, entiende, clasifica y trata las enfermedades en su etiología ( cáncer, diabetes, VIH sida, entre otras), por la alteración fundamental del pH que se distorsiona por la presencia de los microorganismos patógenos en sitios específicos del cuerpo humano y animal en general, pero este fenómeno va mas lejos, cuando simultáneamente corrige el proceso morboso por la restitución del pH normal del tejido y de las células, y por si esto fuera poco, aún previene la patología cuando conserva la entropía de los organismos superiores dentro del nivel energético normal, en donde la naturaleza no acepta la presencia de microorganismos patógenos , ni las disfunciones celulares, ni inmunológicas, ni metabólicas. Los pacientes que se benefician con este procedimiento y que se mantienen dentro de los límites de su equilibrio bioenergético, no pueden desarrollar patologías crónicodegenerativas ni tumorales”.

Pues bien, esta maravilla de sanación que entra en el esquema de la medicina natural ( mal llamada alternativa) está puesta a disposición de la gente de muy escasos recursos, de una manera totalmente gratuita vía la Fundación Chemade iniciada junto con su esposo Orlando Ramírez en reconocimiento de don José María Ramírez ( Chema) y Doña Adelina Fajardo (Ade) la cual inició su labor altruista un 15 de Septiembre pero de hace 11 años, que se celebraron el día 15 retropróximo de este mes patrio. Se trata de una Fundación altruista que se ha dedicado a apoyar a niños y gente de escasos recursos en actividades y donación de bienes y servicios en Aguas Blancas, aun cuando últimamente la violencia en la región ha impedido la actividad generosa de la Fundación, pero ha seguido en Acapulco, por conducto de la Maestra Rina Ramírez Olea quien haciendo gala de su generosidad y consciente del beneficio que su participación acarrea a la gente de escasos recursos, no para mientes en prodigar la sanación a quien o quienes lo necesitan habiendo logrado casos de sanación tan excepcionales que sus beneficiarios a veces la tildan, la sanación, de milagrosa, y es que nuestro organismo, en las condiciones de la modernidad, ha sufrido los embates de nuestros extremos, en una pésima alimentación así como por la ingesta de productos saturados de químicos dañinos, “sin lugar a dudas, estamos pagando los excesos que hemos hecho por el abuso de fármacos, antibióticos, antivirales, antimicrobianos, antiparasitarios, antimicóticos, antiinflamatorios,anovulatorios, antihormonales y antitumorales, y al igual que con los ciclos biológicos de la tierra, también con los organismos superiores hemos roto todo ciclo biológico natural, dando ocasión a distorsiones del comportamiento biológico de los microorganismos, tanto patógenos como no patógenos”. De esta guisa el “Biomagnetismo puede asociarse a la alopatía, la homeopatía, la naturopatía, la sofrología, la reflexología, la acupuntura, la medicina física, la rehabilitación y, en realidad, con cualquier modalidad terapéutica”, nos dicen quienes saben de ésto.

Y el aportar el beneficio de esta sanación para la gente de escasos recursos, por ser para ellos gratuita, y que se refleja en el bienestar y el abandono de la enfermedad de que se trate, siendo susceptible al efecto del Biomagnetismo, por parte de la Maestra Rina Ramírez Olea, nos obliga a hacer un claro y merecido reconocimiento y adherirnos al gozo de la celebración de sus primeros once años de vida y le deseamos que los días le sean fastos y los dioses le sean propicios. O usted, agradecido lector, ¿qué opina?

 
Ir Abajo Ir Arriba