De lo apabullante...

0

Por Rodrigo Juárez Ortiz


Dicen que un pesimista es un optimista informado. También sabemos de personas que prefieren no leer periódicos ni acceder a los noticiosos televisivos para no enterarse de lo siniestro que es el panorama mundial, ya sea en tratándose de accidentes, tanto carreteros, ferroviarios, aéreos, marítimos, así como destrozos producidos por fenómenos meteorohidrológicos, ecocidios, robos, asaltos, crímenes de todo jaez, sin perjuicio de las extorsiones, secuestros, trata de personas, narcotráfico, tráfico de armas, guerras (también de todo tipo), y un largo etcétera, sin perjuicio de que como cerecita del pastel tenemos al dúo dinámico caracterizado por la corrupción y la impunidad correspondientes.

Todo ello se da en todos los niveles socioeconómicos y culturales, aun cuando resaltan mas cuando se trata de gente enquistada en el poder ya sea económico o político.

Sin perjuicio de no entrar en el consabido cartabón del “ mal de muchos, consuelo de …” debemos aceptar la triste realidad que a nivel local nos agobia, nos apabulla, nos desquicia y nos pone la espalda contra la pared, toda vez de que las autoridades encargadas de proporcionarnos seguridad, que nos permita realizar en paz y armonía (dentro de nuestro marco normativo), todas nuestras actividades cotidianas, tendentes a nuestra realización personal, nos sorprenden cuando reconocen su incapacidad para prevenir todo tipo de actividad delictiva, ya no digamos resolver los múltiples casos pendientes de ello por cuanto a quien le corresponda.

De esta guisa leemos “ Son de élite, policías paristas de Chilpancingo. “ Traicionaron la confianza de la población”, asegura el secretario de Seguridad” y sigue ” Los 32 policías que se encuentran en plantón desde hace ocho días formaban parte del grupo Especial de Información y Análisis Táctico, reveló el secretario de Seguridad Pública en el Estado…” 0 sea que quienes se encargan de estas áreas y que se supone que ya pasaron los exámenes de confianza, entre otros, no están en la capacidad de proporcionar en beneficio de la ciudadanía, la seguridad requerida, merced a la información que debieron haber recabado y procesado para beneficio de ésta.

Pero nos sigue preocupando grandemente cuando leemos en grandes titulares que “ Acciones del crimen organizado rebasan la capacidad del gobierno municipal”, ello dicho por el titular de dicha dependencia quien en otras ocasiones ha externado el comentario, palabras mas, palabras menos, de que la espiral de violencia que se vive en el puerto se debe a rencillas de bandas delincuenciales que se pelean la plaza, y esta misma idea, en efecto, otros servidores públicos la han vertido, dando por sentado que así es, lo cual nos parece desquiciante toda vez que siendo así, que bandas rivales se pelean la plaza, NUESTRA plaza, qué pasará cuando alguna de ellas “gane”, esto querrá decir que por ese solo hecho ¿ ya se le va a dar una patente de corzo, y que por haber ganado, entonces que se sirvan con la cuchara grande?

Y todo ello ante el fracaso evidente de las acciones de seguridad utilizadas hasta el momento por los tres órdenes de gobierno, que no han podido ya no digamos prevenir, mucho menos resolver la espiral delictiva que se está padeciendo lo que se refleja, entre otras cosas, en la exigencia de grupos sociales que claman por ello. Sin perjuicio de los grupos empresariales que han llegado al extremo de amenazar con entrar a una “huelga” de pagos de impuestos y servicios si no se pone freno a la ola de violencia que nos agobia.

Sin embargo ante esta triste y angustiosa realidad y habida cuenta de la incapacidad evidente de los tres órdenes de gobierno para resolverla y aun en contra de la corrupción e impunidad de que está revestida, compete a la sociedad civil, a la ciudadanía, a la población en general, tomar una participación responsable al respecto, de una manera coincidente con la ley, colaborar con una conducta apegada a la construcción de una mejor sociedad ( esto no significa hacerse justicia por propia mano), educando a nuestros menores y jóvenes ( que aún tienen remedio) en el cultivo y ejercicio de los valores humanos, en garantizar una conciencia de solidaridad social y un fuerte compromiso de actuar siempre en aras de lograr los mejores propósitos de superación de la raza humana y aun cuando suene utópico, hay ya gente responsable y consciente trabajando en ello, al unísono, en una sintonía que se espera dé los resultados esperados, pues no hay que olvidar que de las utopías han nacido grandes progresos en la concepción y realización de los seres humanos. Sigamos luchando y no dejarnos apabullar. O usted, optimista lector, ¿qué opina?

De lo insuperado...

Leer más

Por Rodrigo Juárez Ortiz


El ser humano tiene una infinita gama de elementos que lo caracterizan específicamente y lo diferencian de otras especies vivas de la creación.

En términos generales, históricamente hablando y en disquisiciones de carácter filosófico, se ha hecho particularmente una dicotomía de su persona; por una parte sus características físico-biológicas (su cuerpo) y por la otra sus peculiaridades emotivo-mentales ( su espíritu) repito, grosso modo. De esta guisa se entiende una división muy aceptada entre lo que es el cuerpo y el equivalente de lo que es el espíritu.

De ahí que no terminamos de sorprendernos ante el conocimiento que tenemos de nosotros mismos, dada nuestra naturaleza y los prodigios que se desprenden de la misma. Y al conocer nuestras características biológicas, nuestros instintos, entre ellos el de supervivencia, nos impelen a realizar acciones muchas de ellas inverosímiles y sorprendentes, en concordancia con las particularidades de los mamíferos superiores.

Desde luego que al respecto se da una evidente evolución que ha hecho del ser humano una criatura superior en relación al reino animal, seguido de los delfines, los perros, los caballos, entre otros y entre los elementos de la supervivencia se da el fenómeno, además del uso de los recursos materiales de los que se dispone, está el de la fuerza física, la cual ha sido la palanca que ha permitido a los mas fuertes dirigir, pero mas propiamente, dominar a sus semejantes, tanto para su superación como para su degradación, según sea el caso.

De ahí que también el ser humano haya creado una serie de normas de conducta tendente a equilibrar ese uso o abuso, en su caso, de la fuerza física ( traducida en armas letales), ya sea normas de tipo moral, ético, social, religioso ( las cuales son de carácter subjetivo)y las normas jurídicas o sea el derecho, ( el cual goza de un carácter objetivo) porque deviene en el orden coactivo de la conducta.

Sin embargo parece que el ser humano, en su afán de ejercer su instinto de dominio ha creado mitos y leyendas sobre una supuesta superioridad de algunos grupos humanos sobre otros, basándose precisamente en la fuerza física, en el poderío económico, en el uso de la inteligencia, en el desarrollo industrial, entre otros, y lo mas execrable, en la pertenencia a una etnia en especial, es decir, en la supuesta superioridad de una raza sobre las demás. Ignorando por completo las bondades de cada una de ellas.

Es el caso que en el devenir de la vida de los seres humanos y a partir de la civilización occidental se ha creado el mito de la superioridad de la llamada raza blanca, que culminó en una execrable experiencia durante la II Guerra Mundial,

Sin embargo y como consecuencia de su adelanto tecnológico y su poderío militar, los países europeos han conquistado y esclavizado pueblos enteros, pertenecientes a otras etnias de diferentes latitudes y los descendientes de estos europeos, que colonizaron una región de América, subsisten en sus actitudes racistas sobre las etnias que han contribuido notablemente al desarrollo de su país y me refiero a los E.U.A.

No es ya raro conocer noticias sobre los actos de discriminación que en contra de los llamados hombres de color se ejercen en ese país. Mucho se ha logrado a favor de éstos, pero queda un larguísimo trecho por recorrer. Bástenos saber que la mayoría de las prisiones en ese país la componen negros y latinos; que los medios nos informan de asesinatos perpetrados por policías gringos ( blancos) y guardias de la Patrulla Fronteriza en contra de miembros de estas etnias, en su caso; que las mas de las veces o no son juzgados o resultan libres de cargo cuando asesinan a detenidos indefensos, llegando al extremo de ahora argumentar que fue suicidio la muerte de una mujer negra en Texas que fue detenida por no prender las luces direccionales de su auto y que aparece totalmente sometida; o el asesinato ( por policías gringos) de un mexicano, con los brazos en alto, que buscaba la bicicleta que le fue robada a su hermano y que “ confundieron” con el ladrón; y sin faltar, como cerecita del pastel, el discurso, totalmente racista en contra de los migrantes mexicanos por parte de un gringo exaltado que pretende ser candidato de su partido conservador (el Republicano), a la presidencia de su país, dirigido a una comunidad ultrasúperarchiconservadora de E.U.A.; todo lo cual evidencia, una vez mas, que el ser humano no ha superado sus atavismos naturales y que lo autodestruyen constantemente. Seamos ya mas civilizados. Se impone. O usted, civilizado lector, ¿qué opina?

De la pena ajena...

Leer más

Por Rodrigo Juárez Ortiz


Ha sido publicitada, con amplia difusión, la actividad enorme que nos dicen han desplegado los organismos y autoridades de los tres órdenes de gobierno para la prevención, persecución, detención y sanción para quienes se dedican a actividades delictivas y, especialmente, en contra del crimen organizado. No hay duda.

Se nos dice, como destinatarios de esa información, de las reuniones celebradas con los organismos encargados de la seguridad, con las medidas tomadas para la prevención de la actividad delictiva, incluso se anuncia con bombo y platillo la detención de algún capo con mas o menos presencia en el mundo del hampa.

Sin embargo, en la vida cotidiana , es obvio que se han perdido espacios para que la gente pueda deambular libremente por donde quiera, a la hora que quiera, dirigirse a donde quiera, para hacer lo que quiera, (obviamente dentro de los límites que nos marca la ley),

Pero hay quienes no respetan esa ley y realizan actividades que solo los benefician en diferentes aspectos, generalmente por cuanto al sensorio, (mediante la procuración de la riqueza económica producida por la comisión delictiva), en detrimento de la libertad, la tranquilidad, la paz, el desarrollo armónico de los seres humanos, la salud e, incluso, la propia vida de quienes se han vuelto rehenes y, en su caso, víctimas de tan desquiciante actividad, incluyendo los llamados “ daños colaterales” por el panista Calderón de tan triste memoria.

También han proliferado los robos de automóviles ( que en lo que va del año ya pasan de mil), la gran mayoría cometidos con violencia, y no se sabe, bien a bien, cuántos se han recuperado merced a la detención o desmembramiento de la o las organizaciones delictivas dedicadas a ello ( solo se habla de los que encuentran abandonados y desmantelados en las calles y los que eventualmente detienen en algún retén),pero no se sabe de cuántos sentenciados hay por la comisión de ese delito, ni del éxito del programa u operativo dedicado a ese fin, por parte de quien corresponda; sin perjuicio del aumento de la ola delictiva sucedido en los últimos días.

Las autoridades dicen que esta ola de violencia se da como consecuencia del ajuste de cuentas entre las bandas delictivas que se están peleando la plaza y en consecuencia no se puede hacer nada pues nunca se sabe en dónde, cuándo y contra quien van a actuar. ¿Y?

De ello resulta que hay dos vertientes , una es la que se comenta por las autoridades y que admiten que no es posible hacer nada con lo cual la población está en manos de la delincuencia y que cada quien se rasque con sus uñas ( a pesar de las fuerzas del orden haciendo rondines )y la otra es que la delincuencia organizada actúa a plenitud con la complicidad de quienes le propician sus actividades en la impunidad.

Recién hay una noticia de impacto mundial de un hecho sucedido en nuestro país y es la fuga de un reo muy conocido a nivel mundial, que se llevó al cabo en un centro de reclusión llamado de alta seguridad, a través de un túnel que requirió de muchos recursos, humanos, materiales y financieros, con lo que se evidencia un golpe muy duro para el país, pero básicamente se trata de una burla para las autoridades que se encargan del régimen penitenciario de la república, las cuales, en su caso, evidentemente que de alguna manera colaboraron ya sea por acción o por omisión en esta fuga.

Muerto el niño, a tapar el pozo, dice la conseja popular. Ahora se ha desplegado toda una maquinaria gubernamental, nacional e internacional para la búsqueda y reaprehensión del delincuente,

Pero el corolario de todas estas situaciones penosas y lamentables es que existe un denominador común, muy grave y que requiere de acciones positivas y de fondo (y no necesariamente el autoritarismo) el cual es, muy lamentablemente, la execrable corrupción que padecemos y la terrible impunidad concomitante.

Debemos gobernantes y gobernados, luchar en contra de tan espeluznante vicio, para evitar situaciones como estas, de verdadera pena ajena.

O usted, apenado lector, ¿qué opina?

Congreso de Psicologia 2015 APEG UAA

Leer más

Por Fernando Reyes Baños


Resulta más o menos evidente para cualquiera, la situación social que vivimos actualmente en Acapulco y el estado de Guerrero, en lo que respecta al clima de inseguridad, inestabilidad y zozobra que impera en nuestra región.

Lo anterior es objeto de preocupación también para quienes ejercen, día con día, una profesión que tiene como propósito coadyuvar a que la incertidumbre en las personas no sea tal que provoque en su cotidianeidad problemas de diversa índole en su salud física y mental.

La psicología obviamente, se siente aludida cuando la situación parece demandar respuestas a los profesionales sobre lo que están haciendo, para mejorar las cosas desde el espacio disciplinar que les es propio. Paradójicamente, los psicólogos, como cualquier otra persona que ejerce su profesión, ocupan su tiempo para trabajar o seguirse preparando, además de atender también su vida personal, razón por la cual, pocas son las oportunidades que pueden aprovechar para dialogar con sus pares y exponer su punto de vista no solo ante quienes comparten con él la misma formación o una formación similar, sino también ante la sociedad que sufre la situación social de nuestros días, con la intención de hacer un alto en su rutina y reflexionar, desde el conocimiento especializado que van acumulando y las experiencias que les permite convertirse en expertos de su disciplina, sobre lo que está ocurriendo con la psicología en los espacios de trabajo y de aprendizaje donde ésta se presenta gracias a su intervención.

Por todo lo descrito anteriormente, la Facultad de Psicología de la Universidad Americana de Acapulco y la Asociación de Psicología del Estado de Guerrero, instituciones comprometidas con su labor de formación e intervención, se dieron a la tarea de crear, de manera conjunta, un espacio de análisis, discusión y generación de alternativas que contribuyera a la solución de algunos de los problemas que actualmente aquejan a nuestra sociedad: violencia, estrés, trastornos de diversa índole, etc., por lo que, teniendo como antecedente inmediato la conmemoración del Día del Psicólogo (20 de mayo), ambas instituciones organizaron el Primer Congreso Nacional y Quinta Jornada de Psicología; Avances, Retos y Perspectivas del Mundo Actual, realizado en la Ciudad y Puerto de Acapulco, Gro., los días 22, 23 y 24 de Mayo de 2015, con dos Sedes: el Hotel Crowne Plaza y la Universidad Americana de Acapulco.

El objetivo de dicho congreso fue crear un espacio de reflexión, aprendizaje, actualización y de rescate de la experiencia profesional de quienes hacen la psicología en Acapulco, en Guerrero y en México, por lo que se procuró convocar a algunos de sus máximos representantes, con el propósito de brindar a otros psicólogos y a la sociedad en general la oportunidad de interactuar con quienes, gracias a su trabajo en las aulas, en los laboratorios, en los centros de trabajo y en diversas comunidades, hacen que esta disciplina avance, afronte retos y establezca perspectivas sobre cómo trabajar con los problemas que esa sociedad afronta en la cotidianidad desde el punto de vista de la psicología e, inclusive, de otras ciencias que trabajan a la par con ella.

El Primer Congreso Nacional y Quinta Jornada de Psicología; Avances, Retos y Perspectivas del Mundo Actual estuvo integrado por 14 conferencias, 13 talleres, 4 simposios y 1 sesión de carteles científicos. Los ponentes y talleristas participantes representaron a diferentes instituciones, entre ellas: la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Universidad Americana de Acapulco (UAA), Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Secretaría de Educación Pública, Secretaria de la Mujer, Instituto Municipal de la Mujer, Secretaría de Salud, Hospital General de Acapulco y CRIT Guerrero. Algunos de sus ponentes y talleristas más destacados fueron: el Dr. Ricardo Simón Escalante (INSUSEXH), el Dr. Benjamín Domínguez Trejo (UNAM), la Dra. Lore Aresti de la Torre (UAM) y el Psic. Raúl Domingo Milliani Sabido (Protección Civil Guerrero).

Como un recordatorio permanente de este logro, que conjugó esfuerzos y trabajo de muchas personas involucradas y comprometidas para que su realización dejara en quienes asistieron un buen sabor de boca, además de una experiencia y un aprendizaje ejemplares, se comparten a continuación: un video realizado por la Facultad de Comunicación y Relaciones Públicas de la Universidad Americana de Acapulco sobre el evento y un trabajo elaborado por un alumno de 2do. Semestre de la Licenciatura de Psicología de la misma institución.





En este enlace encontrará toda la información sobre el evento: http://periplosenred.blogspot.mx/p/congreso-de-psicologia-a.html

Del deterioro...

Leer más

Por Rodrigo Juárez Ortiz


Aparecen en los medios notas que si no fueran tan seguidas, tan cotidianas , a las cuales la gente, de alguna manera se acostumbra, que en realidad deberían de ser verdaderamente alarmantes.

Así se nos habla de “ejecuciones”, de homicidios, feminicidios, robo de vehículos (con violencia la mayoría de ellos), cobro de piso, secuestros, desmembrados, (previamente torturados), fosas clandestinas y un sin número de actos delictivos que se endilgan al crimen organizado, con el detalle de que ahora también los delincuentes no organizados, están proliferando sin temor ni a la sanción que corresponde a su actividad delincuencial ni el respeto mínimo a la autoridad del caso, todo ello basado en la impunidad evidente de la cual gozan los perpetradores de estos delitos y consecuencia de la execrable corrupción que nos agobia.

Al respecto, las autoridades manifiestan que estos casos obedecen a “ajuste de cuentas” entre las bandas rivales que se pelean la plaza de que se trate, habida cuenta de que del dominio de la plaza depende el florecimiento de los negocios ilícitos que practican.

Y en la especie, a sabiendas de lo anterior, la ciudadanía espera los resultados positivos de la acción coordinada de los tres órdenes de gobierno que se nos dice se reúnen para planear estrategias tendentes a la solución del problema, así como se habla de los recursos humanos, financieros y materiales que se utilizan para tal efecto, cuyos resultados positivos también la ciudadanía requiere saber de ellos.

Sin perjuicio de lo anterior, que es público y notorio, como cerecita del pastel, recién aparece en los medios la nota, de primera plana, de que “Requisan armas y droga en nuevo cateo al Cerezo” en donde se informa que más de 300 elementos de la SSP y Marina, realizaron la inspección, y se refiere al de esta ciudad.

El resultado fue el haber decomisado en la acción, un arma de fuego, droga, 151 televisores de diferentes marcas y medidas; seis aparatos de aire acondicionado, cuatro refrigeradores, dos hornos de microondas y tres antenas del sistema televisivo Sky, nos dice la nota.

Es obvio que nada de esto está permitido tener en el Centro de mérito, sin embargo todo ello fue encontrado y la pregunta más elemental es saber ¿cómo entró y por dónde?

Se supone que debe de haber un mecanismo de control de entradas y salidas de personas y de objetos, así como de supervisión de las áreas de reclusión, en fin todo un sistema que permita a las autoridades manejar y administrar el Centro con la mayor eficacia y eficiencia.

Lo delicado es que recién, no hace mucho, se informó, por los medios, de dos actos similares con resultados también parecidos y se dijo de las acciones a tomar para evitar su repetición, pero al parecer no han dado resultado. El problema persiste.

Y la gente se pregunta cómo se va a resolver un asunto de evidente corrupción, aun cuando hay quienes opinan que en muchos casos la autoridad se ve arrinconada ante la presión delictiva que les espeta si quieren “plata o plomo”, habiendo casos en que la disyuntiva no es aceptada y se prefiere renunciar al cargo, aun en contra de su permanencia en el empleo y la manutención de su familia. Recién, después de cinco días de paro laboral en 15 Ceresos del estado, los trabajadores administrativos de los mismos, lo levantaron firmando una minuta de acuerdo, pero sin conseguir un bono de riesgo que solicitaron, por lo vulnerable de su posición en dichos centros.

El asunto es que de la mano, gobernantes y gobernados coincidan en las participaciones que correspondan a cada quien para acabar ( en el mejor de los casos) o disminuir la incidencia delictiva que, al parecer, va al alza.

No se trata, tampoco, de hacerse justicia por propia mano, lo cual sería totalmente antijurídico, aunque parezca que se está orillando a la población a defenderse, ante la falta de efectividad de quienes tienen la responsabilidad de otorgar protección y seguridad a la ciudadanía, propiciando, v.gr.: la aparición de un grupo de 5 personas, fuertemente armadas, que en Michoacán aparecieron llamándose “Los Blancos de Troya, quienes dijeron estar dispuestos a luchar por un Apatzingán libre de cuotas y delincuentes que agravian a la sociedad”. La respuesta está en una mejor distribución de la riqueza; en una mejor educación que propale los valores humanos; en un fortalecimiento del tejido social y familiar; así como arraigar la responsabilidad social. Urge. O usted, convencido lector, ¿qué opina?

 
Ir Abajo Ir Arriba