De Margot Palazuelos...

0

Por Rodrigo Juárez Ortiz


Los acontecimientos de la vida actual, que se manifiestan de una manera vertiginosa y, por ende, cambiante, asaz violenta y peligrosa, en su caso, han producido múltiples reacciones en los miembros de nuestra comunidad, las cuales, en lo general son de temor, de inseguridad, de pánico en algunos casos y de escepticismo respecto a la eficacia y eficiencia de los tres niveles de gobierno para lograr recuperar la paz y la prosperidad en nuestro medio.

Sin embargo, a pesar de la lamentable indolencia con que un gran porcentaje de la población ve esta situación, también hay gente responsable y capaz que siguiendo sus paradigmas de siempre siguen luchando, cada quien en su esfera de influencia, y en el área de su especialidad, manteniendo el equilibrio necesario para seguir aportando a su comunidad lo que tienen, que no es otra cosa que lo que saben, solo que dado con amorosa y eficiente entrega.

De esta guisa tal es el caso de una distinguida dama de la mejor sociedad porteña y me refiero a Margot Palazuelos Rosenzweig cuya personalidad se ha manifestado dulce, tierna, cariñosa, romántica, sensible ( pero no cursi ), con un altísimo sentido de la solidaridad y la responsabilidad sociales, desde siempre.

Amante desde antaño, de la poesía, de la música y, en especial de la danza, se inclinó por esta área del arte y toda vez que en Acapulco no existía alguna escuela que enseñara el baile clásico o sea el ballet, quiso estudiarlo en Rusia, cuando tenía 16 años y ante la negativa de sus padres para ir tan lejos, se fue a estudiar a la ciudad de México, en donde ingresó a la Academia de Ballet de Coyoacán, correspondiente de la Royal Academy of Dance de Londres, Inglaterra a cursar desde el Kinder, hasta el Io. al 8º. grados; y grados profesionales de Pre-elementary, Elementary, e Intermidiate, AdvanceFoundation, Advance I y Advance II y Soloseal, lo cual le permitió adquirir los conocimientos necesarios profesionales ( pues por sus grandes cualidades, logró adelantar grados) por lo que ostenta el título de Maestra Internacional de Ballet de la Royal Academy of Dance, de Londres, Inglaterra y así poner su propia academia en este puerto, llamada Academia de Ballet de Acapulco, toda vez que decidió hacerlo, para que ninguna niña se quedara sin tener esa posibilidad y desde 1963 se ha permitido enseñar a toda una pléyade de niñas y jóvenes amantes de la danza clásica, del ballet, apoyada ahora por la capacidad profesional de sus hijas Mónica y María. Cabe mencionar que la academia en donde estudió fue la primera de su clase en México y la que ella fundó, la Academia de Ballet de Acapulco, fue la 2ª.y consecuentemente la 1ª. foránea a nivel nacional.

De esta suerte es que los grados que se cursan en su academia son los ya descritos por lo que cada año vienen desde Inglaterra las examinadoras dela Royal Academy of Dance de Londres y las alumnas (son muy contados los varones) de la maestra Margot se sujetan a las pruebas del caso (que son muy severas) y cuando menos en los últimos 8 años no ha habido ningún reprobado en los diferentes grados, sin perjuicio de que es mínimo el número de personas que no han pasado alguna prueba en otros años. Las alumnas de nivel profesional realizan sus exámenes en los planteles que tiene la institución inglesa en la ciudad de México.

La relevancia de ello es que el ballet proporciona, además de salud física, el sentido de compañerismo, el desarrollo de la propia personalidad, así como la coordinación y sobre todo, a quien tiene talento, la posibilidad de desarrollar, a plenitud, sus dotes artísticas, a sabiendas de que el arte, manifestación del sentir, es uno de los elementos del trípode vital del ser humano, junto con el pensar y el querer.

Así, sabemos que egresados de su academia, la Academia de Ballet de Acapulco actualmente se encuentran realizando sus sueños a nivel profesional en la Metropolitan Opera House, de Nueva York; una distinguida egresada continuó estudiando en la Escuela Nacional de Danza una carrera especial para niños minusválidos, en Toluca, Edo. Méx.; así como un talentoso egresado actualmente está en la Cía. de Ballet Clásico de Quintana Roo; y alguien mas en la Escuela Estatal de Ballet Clásico, en Mazatlán, Sinaloa, solo por mencionar a algunos de los alumnos que ha tenido. Ahora se sabe que ya existe la autorización y, por ende, la posibilidad (una vez realizada la infraestructura necesaria en sus instalaciones), para crear la Universidad de Ballet en Acapulco, con su consabida cauda de alumnos interesados en el arte de Terpsícore y convertir a nuestro puerto, en un centro cultural de relevancia a nivel nacional e internacional.

Eso, es ser congruente con los paradigmas que la gente de valía se propone a realizar en su vida. O usted, motivado lector, ¿qué opina ?

De los cambios...

Leer más

Por Rodrigo Juárez Ortiz


No compartimos la idea de que todo tiempo pasado fue mejor, habida cuenta de que cada quien habla de la feria como le fue en ella, lo que implica que cuando se está en plenitud de juventud se hacen cosas a veces inverosímiles y después ya no, independientemente de la edad cronológica de cada quien.

En la especie, estamos viviendo cambios trascendentales en nuestra existencia que verdaderamente asombran y que se manifiestan en todos los ámbitos del mundo de la cultura e, incluso, en el mundo de natura. Se dan eventos antes nunca vistos que son producto del cambio que el ser humano realiza en nuestro planeta.

Solamente por poner un ejemplo, en el terreno de las comunicaciones, ahora se puede enviar un mensaje a cualquier parte del mundo en solo segundos, merced a los adelantos técnicos creados en esa materia cuando en el S. XVI un mensaje desde la capital de la Nueva España a la península ibérica llegaba en un mínimo de tres meses o más.

Hacemos este apuntamiento merced a la idea de que estas transformaciones son de admiración, toda vez que estamos viviendo experiencias antes jamás vividas o experimentadas por los seres humanos. Sin embargo nuestro entorno próximo, en el cual habitamos cotidianamente, también se ha visto transformado, en sus usos y costumbres, a una velocidad vertiginosa en los últimos tiempos.

Partimos desde la época en que se convirtió en un sitio de recreo para nuestros connacionales cambiando la imagen de una aldea de pescadores a un sitio de atracción turística, la cual se desarrolló y alcanzó su plenitud en los años cincuenta, sesenta y setenta, siendo su época de oro por el turismo nacional e internacional de un gran poder adquisitivo que nos visitaba.

Costumbres varias que siguieron cambiando nuestra imagen hasta nuestros días, las cuales han ido transformando a nuestro pueblo, pero ahora hacia una actitud apática, acomodaticia y carente de incentivos para enriquecer el cambio, llegando a extremos de indolencia y resignación, pero también, en algunos casos, de grupos de personas optimistas, creativas, conscientes y pugnando por acceder a una situación mejor.

Es el caso que nos llenó de asombro el saber por los medios que el presidente de un organismo dedicado al transporte, recién declaró: “ que la portación de armas de fuego por parte de los trabajadores del volante, es una llamada de atención para las autoridades de gobierno, y al mismo tiempo es muestra de que están preparados para enfrentar a la delincuencia”. Y añadió: “… que hay un hartazgo de los trabajadores del volante por la situación de las extorsiones y el cobro de piso del que están siendo objeto casi en la mayoría de los sitios de taxis de la ciudad, mientras que las autoridades no hacen nada para erradicar el problema, por lo que ahora si van a defender su vida y sus fuentes de empleo porque la gente está hasta la “madre” de este flagelo”.

Noticia siniestra, toda vez que al margen de que es verdaderamente oprobioso el ser víctimas de la delincuencia organizada o no, el asunto es que ante la evidente ineficacia e ineficiencia de los tres órdenes de gobierno para devolver la paz y la tranquilidad en nuestro entorno, ya la desesperación ha llegado a extremos tales que la gente se arma para defenderse. Increíble. Perece ser que estamos en la época del lejano oeste de los gringos cuando la voz de las armas era la efectiva.

Es decir, estamos frente a un retroceso cultural que nos lleva a la ley del Talión que sostenía el principio de ojo por ojo, diente por diente, vida por vida,o sea, la venganza privada, o lo que es lo mismo hacerse justicia por sí mismo, lo cual es una aberración, una “ calabaza jurídica” en un estado democrático de derecho, lo que equivale a borrar de un plumazo la larguísima trayectoria de la historia del derecho, como un instrumento creado por el hombre, no por la naturaleza, para regular nuestra conducta, para lograr una coexistencia pacífica y de desarrollo de nuestras capacidades, para nuestro bienestar. Eso es insólito. No podemos llegar a esos extremos. No podemos ni debemos tomar la justicia por propia mano, ya que se caerían en los extremos de que orates y desquiciados armados atenten contra nuestra vida como en EUA, pero lo que sí podemos hacer es exigir la limpieza de nuestras órganos de gobierno que estén corrompidos por la delincuencia organizada, llevar ante los tribunales a los corruptos para no permitir la impunidad y exigir a nuestros “próceres” simple y llanamente que apliquen la ley, con una visión jurídica, no “política” para respetar y hacer respetar las instituciones. Eso no es represión. Eso es el imperio de la ley. O usted, ordenado lector, ¿qué opina?

De la esperanza...

Leer más

Por Rodrigo Juárez Ortiz


Lo último que muere es la esperanza, dice un viejo dicho popular. Y ya sabemos que la sabiduría popular es muy respetable habida cuenta de que está impregnada de siglos de experiencia vivida y sentida por los seres humanos.

De esta suerte entendemos a la esperanza como la confianza de lograr una cosa o de que se realice lo que se desea, posición a la que siempre nos hemos aferrado, aun cuando no siempre se realiza ya sea en lo personal oen lo colectivo, habida cuenta de que no siempre se conjugan adecuadamente en tiempo y forma todos los elementos para lograr lo soñado.

Sin embargo ello no es óbice para que dejemos de hacer las cosas que tenemos que hacer para obtener los resultados apetecidos y en la especie, tal es el caso de la familia turística de Guerrero.

Ayer, por ejemplo, se llevó al cabo, en el Centro Internacional Acapulco la Primera Sesión de Trabajo del Subcomité Sectorial de Turismo para la elaboración del Programa Sectorial de Turismo 2016-2021.

Ello desde luego que se presta al optimismo, toda vez que ya sabemos que los destinos turísticos del llamado Triángulo del Sol, son destinos maduros pero que lamentablemente ya están a la baja por infinidad de razones que son públicas y notorias, como la falta de actualidad en la infraestructura turística, lo que impide una competencia equilibrada con destinos turísticos mas jóvenes, relucientes, nuevos, aunado a la diversificación de su oferta turística, entre otros.

De esta suerte, en dicha reunión se instalaron 11 mesas de trabajo, integradas por toda la familia turística del estado que incluyó autoridades municipales de diferentes municipios del estado con vocación turística, así como representantes de organismos privados y públicos, relacionados directamente con el turismo, sin perjuicio de la participación de universidades privadas y pública, todos los cuales participaron con propuestas a cual mas, de verdadero interés y de perspectivas muy halagüeñas, de llevarse al cabo.

En efecto, estuvieron sesionando las Mesas de: Promoción turística; Formación turística; Normatividad turística; Inversión turística; Desarrollo turístico; Seguridad turística; Turismo de reuniones; Perspectivas de género; De conectividad; Desarrollo de productos; y finalmente, una de Temas diversos.

En suma se habló de la presentación de 163 propuestas, hechas por 135 participantes efectivos de todas las regiones del estado, haciendo notar que estuvieron participando personas muy connotadas en el tema turístico, de mucha experiencia y conocimiento. Y escuchando las propuestas se necesitaría ser un topo para no darse cuenta tanto de las necesidades del estado al respecto, como de lo fabulosos que sería el poder realizarlas fácticamente.

Y ahí está el quid del asunto. Todos conocemos y sabemos de la etapa de incertidumbre, de violencia, de temor, que la delincuencia organizada o no está haciendo pasar a nuestra población en el estado, lo cual, desde luego, que inhibe la inversión, lo que se refleja en la obsolescencia de la oferta, sin perjuicio de los problemas sociales que administraciones anteriores prohijaron y que no resolvieron, estando ahora en plena efervescencia.

Pero todas esas propuestas verdaderamente sensacionales por acrecentar y enriquecer el panorama turístico de Guerreo requieren de una muy fuerte inversión económica, de seguridad jurídica y personal, de un marco normativo actual y coherente entre las necesidades respectivas y la normatividad jurídica que existe tanto en el marco constitucional federal y local, como en las leyes secundarias y los reglamentos respectivos los cuales, lamentablemente, no han sido publicados en donde corresponde y, además, se requiere el compromiso leal de toda la comunidad, de respetar y aplicar todas las normas jurídicas que al respecto se promulguen, siempre en aras de verdaderamente logar un cambio en el tratamiento de la cuestión turística, que es de donde nuestro pueblo obtiene los ingresos para su subsistencia.

Gobernantes y gobernados, tenemos la obligación de actuar en consecuencia si verdaderamente queremos sacar adelante a nuestra entidad, la cual a pesar de contar con paradisíacos escenarios turísticos, no cuentan con los elementos menester para su desarrollo sustentable.

Obligación impostergable que nos da la fortaleza para seguir alimentando la esperanza de triunfar en nuestro empeño colectivo. O usted, esperanzado lector, ¿qué opina?

Del padre...

Leer más

Por Rodrigo Juárez Ortiz


El domingo retropróximo, siendo el tercero del mes de Junio, y en una evidente copia de los gringos (una mas), se celebró en México el Día del Padre.

Obviamente que se trató, también una vez mas, de la gran promoción publicitaria que se le da, por parte de los comerciantes, para aumentar así sus ventas.

Desde luego que solamente en algunas zonas urbanas y dentro de éstas, en las clases bajas, medias y altas, en algunos casos, los padres fueron celebrados.

Obviamente esta celebración no tiene ningún punto comparativo con la celebración del Día de la Madre, lo cual es explicable a partir del papel que ambos personajes juegan en el contexto familiar.

En efecto, la madre, desde el punto de vista biológico, natural, instintivo, tiene una adhesión total, completa y absoluta hacia el fruto al que le dio vida, que consciente o inconscientemente, todos sabemos que es lo que permite la conservación de la especie.

Al respecto, se sabe de hechos que van mas allá del heroísmo, de la abnegación, realizados por una madre en defensa de sus hijos, en contra de fuerzas, inclusive, muy superior a las suyas propias. Aun cuando también se sabe de hechos deleznables realizados por madres naturales, verdaderamente execrables, y del todo atentatorios en contra de la vida y seguridad de sus propios hijos.

Habida cuenta de la comparación, cuando la hay, encontramos la explicación que debe unir al concepto de padre con dicha celebración.

En efecto, si partimos de la base que la cultura mexicana, integrada por la cultura occidental (que tuvo sus raíces en la cultura grecolatina), y que a partir de la conquista se mezcló con la cultura mexica, dio un híbrido llamado mestizaje y del cual tenemos los patrones de ambas culturas.

Empezando por la etimología de padre, este término viene del latín patrem que significa hombre o macho que ha engendrado uno o mas hijos, en su connotación mas general.

En efecto, en Roma, el pater familias era una figura que tenía el mando, el poder , la autoridad sobre la esposa, los hijos, los esclavos y los clientes.

Cada uno de ellos le debía fidelidad, respeto, obediencia, lealtad y sumisión al pater familias.

Éste tenía el poder de mando sobre ellos, toda vez que era una figura que se daba a cambio de que también era el responsable de alimentar a la familia, en lo interior y a la vez, tenía que tomar las armas para defender a Roma en las guerras que eran casi permanentes, en su afán de crear el imperio que lograron. El concepto de familia era muy importante ya que ésta pertenecía a un gens (tribu) y eran muy tradicionales, de ahí que la madre fuera las mas de las veces la encargada de fincar los principios morales en los hijos, ante la ausencia del padre o porque este era muy permisivo con la esposa para encargarse de esos menesteres. El futuro de los hijos estaba en ello.

En el pueblo mexica, encontramos muestras de un gran adelanto cultural (no los salvajes idólatras que mencionaron los ganapanes que vinieron a conquistarlos), y así se sabe de unas epístolas de padres aztecas, de un padre a su hijo y de una madre a su hija, extraídas de las siete pinturas de la Colección Moctezuma, citadas por Clavijero, tomadas de Motolinía y Sahagún. En ellas se encuentran unos verdaderos códigos morales verdaderamente enriquecedores y por lo que respecta al padre, se advierte el gran interés que pone en su hijo por cuanto a su formación personal, familiar, social y religiosa.

Es el padre, el verdadero padre, ya sea el biológico o el putativo, el que cumple con su papel de protector, de parámetro a imitar (ya que se predica con el ejemplo), de sostén del núcleo familiar el que debe ser celebrado, agasajado, toda vez que es el pilar en donde se apoyan todos los miembros de la familia, tanto como proveedor, como protector y guía, en su caso.

Lamentablemente, también existen los “padres” que no solo no mantienen ni cuidan de su progenie, sino que además se tiene que llegar al extremo de exigirles el pago de alimentos para sus hijos por la vía judicial, demandarlos por la vía civil y penal, pues también se trata de un delito. ¡Qué vergüenza!

Ser padre no significa solamente el procrear a los hijos( hay cretinos que tienen hijos por doquier que dicen: sí, pero a todos los mantengo), sino hay que darles seguridad, dedicarles tiempo, fortalecer su estructura física y moral y sobre todas las cosas, darles amor, que es la fuerza vital del ser humano.

Para aquellos padres que así lo entienden y practican mis sinceras felicitaciones. O usted, padre responsable, lector, ¿qué opina?

De los elementalazos...

Leer más

Por Rodrigo Juárez Ortiz


El otro día, merced a la gran comodidad del control remoto, hurgando en el televisor me encontré un programa que tenía por título la palabra Acapulco, entre otras, lo que me llamó la atención y quise ver de qué se trataba.

En escena empezaron a desfilar personajes, femeninos y masculinos quienes hacían, al parecer, comentarios personales sobre su estancia en una casa moderna, y en donde compartían sus vacaciones en este paradisíaco puerto.

Y ahí empezó el impacto brutal que causó , de entrada, el lenguaje utilizado por las féminas en cuestión que no tenía nada que envidiar a cualquier mecapalero (cargador) o su equivalente actual y los masculinos no solo no estaban a la zaga, sino que adelantaban, con creces, por lo prosaico de su léxico, siendo así que los especímenes de ambos sexos, aparentemente en una virtual competencia, soltaba los improperios, vulgaridades, prosaísmos, obscenidades, ajos y cebollas con una soltura impresionante.

Hablaban de salir a divertirse e ir a un” antro” (discoteca) y salen escenas al respecto en donde los personajes bailan (lascivamente), se emborrachan, la hembras concursan en movimientos tendentes a provocar estímulos visuales, se besan en la boca entre algunas de ellas para después regresar a la casa en cuestión, vomitándose una de ellas, llorando otra de ellas y en diferentes momentos, los varones destruyendo un caballo que servía de adorno en la zona de alberca. En otra de las escenas los varones apuestan la cabellera en un partido con raqueta y el perdedor no acepta la derrota, lo cual fue acremente criticado por los participantes sin perjuicio de que le habían urdido una trampa al supuesto perdedor, todo este relato en medio de la “ floritura” del mas soez de los vocabularios.

Sin perjuicio de lo anterior, comentando la necesidad de ir por la mañana a curarse la “ cruda” a un lugar de postín, uno de los caballeros dice que en dicho lugar está el mejor “ganado”que llega a este destino turístico, “ los cortes mas finos”, ello refiriéndose a las mujeres que asisten al lugar. O sea a las mujeres se les llama “ganado” y “ cortes finos”, en su caso, como si se tratara de carne y solo carne y no de seres humanos.

Todo ello aderezado con escenas en donde se deduce que hay intercurso sexual entre algunas parejas del momento, sin ser novios y mucho menos esposos, es decir, parejas del momento y todo solo para “pasarla bien.”

Con ello no se pretende expresar una imagen de retrógrado, ni tampoco de beato, ni mucho menos de moralista, solo de expresar el impacto múltiple que causó el ver tal programa y que nos invita a la reflexión habida cuenta de que, en nuestra opinión, el asunto es susceptible de verse y analizarse desde diferentes puntos de vista, desde el psicológico, el sociológico, el ético, el axiológico y tantos mas que sería prolijo enumerarlos.

Y toda vez que el espacio no da para hacerlo mas ampliamente, solo se expresa que por lo que hace al vocabulario procaz, al desenfado con que se maneja la cuestión sexual, al abuso de los oxidrilos etílicos (que liberan los frenos inhibitorios del ser humano y se cometen las peores tonterías), a la carencia de una escala axiológica, a la falta de ética y de moral, en donde no se respeta uno de los valores trascendentales del ser humano, o sea, la dignidad y el respeto por la persona, tanto así misma como a terceros, entonces nos encontramos con bípedos implumes de lo mas elemental del mundo, o sea con verdaderos elementalazos, cuyos parámetros no son sino las reacciones de lo masprimigénitas del mundo, ante los estímulos del sensorio y nada mas. El problema es si nuestra juventud clase mediera o mediera alta está abrevando en los mismos parámetros que los personajes en comento, entonces la situación es grave. Es evidente el deterioro que se está sufriendo y que se requiere de la participación total de la sociedad toda, incluyendo los poderes públicos para dar un golpe de timón y así poder enderezar la barca. Empezando por el núcleo familiar, la escuela y el entorno socio- cultural en donde se desenvuelven los jóvenes y los niños.

Lo grave es que si esta es la forma de promover al puerto turísticamente hablando, imaginar cuesta trabajo, el prever la clase de especimenes que se pretende atraer (aun cuando hagan una derrama económica adecuada), sin perjuicio de que se puede utilizar esto como parámetro, molde, cliché, cartabón o estereotipo para servir de atractivo a una parte de nuestra juventud y hacerla sentir que esto es lo normal. He ahí el peligro. En la desintegración de los valores sociales y personales, en aras de satisfacer solo el sensorio de una manera egoísta. Actuemos con dignidad. O usted, positivo lector, ¿qué opina?

 
Ir Abajo Ir Arriba