¡Amiga!

4

Por Zaidena


Ven amiga, siéntate a mi lado; está lloviendo y esta lluvia mansa
agrava mi tristeza, me pone agobiada y melancólica; me envenena el alma
y los sentidos, me vuelve vulnerable y apenada.

Ven amiga, ¿estás cómoda? Escúchame entonces… ¡Quiero contarte
el dolor tan grande que me embarga!
Yo lo amaba… ¿sabes?... con mi sangre, con mi cuerpo, con mi alma.

Él me enseñó a amarlo, me fue dando lecciones que, de a poco, se fueron
convirtiendo en posesiones redomadas.
¡Y cada día lo amaba más, amiga!

Verlo a él era ver al sol iluminando un amanecer en el mar o la luna
brillando en su morada o las mariposas revoloteando sobre un charco
jugando entre ellas con el agua.

Oírlo a él era sentir que el aire abría mis pulmones; que una corriente
pujaba entre mis venas; que la sangre fluía más aprisa,
y el corazón, gozoso, se exaltaba.

Sentirlo a él, amiga, era sentir un gran fuego en mis entrañas; era respirar
entrecortada por el jadeo que producía mis ansias, era desearlo
entre mis manos, en mi cuerpo y en mi alma.

Yo lo amaba amiga, ¡Él me enseñaba!
Recorría conmigo callejones inmensos de salidas airadas;
escalaba mis montañas sólo por el vértigo que le producía
llegar a la cumbre y, cuando ahí llegaba… ¡Ahhh amiga!
¡Cómo plantaba su bandera de llegada!
Porque yo era su posesión; era su causa; era su alumna; era su esclava.

Y de pronto amiga…. dejó de enseñarme… de decirme nada…
y mi corazón, otrora jovial y venturoso, ¡No podía entenderme consternada!
Y me fui apagando lentamente… hasta quedar en lo que ves hoy…desconsolada.

¿Qué si quiero vivir decís amiga?... ¡Ya no me importa!

¿Qué si quiero morir?... ¡Si ya estoy muerta!

4 Comentarios:

Sergio Amaya dijo...

Querida Zaidena: Interesante y bien lograda tu composición poética, nos hace vibrar y lamentar no estar a tu lado para, cuando menos, tomarte de la mano tratando de aliviar el momento. Final dramático. Felicidades.

Anónimo dijo...

Zaidena: dramática descripción de un desconsuelo. Espero que sólo sea del personaje que has imaginado. Si no es así, estaría bueno saberlo, para aunque sea consolarte desde aquí.
Excelente narración. Te felicito.
Dani Baud

Anónimo dijo...

:P
Es un hermoso relato donde narra el dolor de la persona pero sobre eso, la amistad, aquella persona a la cual recurre para contarle lo terrible que le esta pasando, su dolor, su desamor, la indiferencia conque la estan tratando.
Un exquisito relato, me ha gustado mucho
vale para ti
Mauren

FaunO dijo...

Hermoso escrito Zaid, ya lo he ledio en otra oportunidad, pero no sabía que lo tenías plubicado en otra oportunidad..

No me avisaste eh? jaja.. yo que me quejo, pero soy el ultimo que se acuerda de enviarselo a mis amigos

Te mando muchos cariños y un enorme corazon!!

=) =) =)

Un abrazo cariñoso amigaaaaaa

Guillermo Exequiel Tibaldo

PD:Podes comentarl os mios vos también eh!? ajaja



El contenido plasmado en este blog es producto de la reflexión de su autor, de sus colaboradores y de los pensadores que en él se citan. Cualquier semejanza con la realidad o alguna ficcón literaria, televisiva, psicótica paranoide o de cualquier otra índole es mera coincidencia

Periplos en red busca crear espacios intelectuales donde los universitarios y académicos expresen sus inquietudes en torno a diferentes temas, motivo por el cual, las opiniones e ideas que expresan los autores no reflejan necesariamente las de Periplos en red , porque son responsabilidad de quienes colaboran para el blog escribiendo sus artículos.



Periplos en Red

Grab this Headline Animator

 
Ir Abajo Ir Arriba