De la falacia (2)…

2

Por el Mtro. Rodrigo Juárez Ortiz

Recordemos que por falacia entendemos a un sofisma, a un falso razonamiento para inducir a error, de ahí el término falaz que significa, entre otras cosas, que halaga y atrae con falsas apariencias.

Tal vez el término se presentó porque los medios nos están informando que en Italia, por fin, se trasladó a un hospital, donde podrá morir Eluana Englaro, en seguimiento al deseo de sus padres y en cumplimiento a la resolución dictada por los tribunales de ese país.

Ustedes recordarán que esta chica tuvo un accidente automovilístico y lleva 17 años en estado de coma (actualmente tiene 38 años de edad), y ya lograron internarla en un asilo de ancianos en Udine en donde se le retirará, en los próximos días, la sonda por la que es alimentada en forma artificial. Desde luego se subraya que no va a sufrir.

Esto se logró merced al triunfo obtenido por su padre en el Tribunal Supremo de Italia que por fin le concedieron este legítimo derecho, habida cuenta de que “vivir” en estado vegetativo (está en coma irreversible), equivalente a una planta y desahuciada por la medicina alópata y sin ninguna posibilidad de revertir su situación actual, no es vida y menos el tener la posibilidad de tener una vida digna, que le permita vivir a plenitud su existencia o, al menos tener alguna posibilidad de movimiento o pensamiento de realización factible, per se o auxiliada por terceros.

El asunto es, desde luego, polémico, ya que se ha desatado el debate sobre el derecho a morir en Italia, toda vez que existen personas pensantes, conscientes y realistas que ante la evidencia de que un ser humano ya no tiene la mínima posibilidad de revertir situaciones de incapacidad total permanente y se dan casos de que también hay dolor indescriptible, que el paciente sufre en carne propia y sus seres allegados que realmente le aman también sufren por la impotencia de ya no poder hacer nada para revertir tan dolorosa realidad, piensan que lo mejor es quitarle al paciente los medios de subsistencia que los mantiene en una “vida” artificial y dejarle descansar de tan incruentos sufrimientos.

Pero el caso es que existen quienes piensan lo contrario.

En efecto, la iglesia local (obviamente la católica), ya empezó a levantar a la gente quienes con pancartas alusivas se han plantado afuera del asilo.

Ello porque esta iglesia se opone a la eutanasia y lo ha manifestado reiteradamente bajo la hipótesis de que retirar la alimentación artificial es “como un asesinato digno de aborrecer”, según recientes declaraciones del equivalente a “ministro” de Sanidad del Vaticano, es decir, hay oposición, pero no hay proposición positiva que resuelva, de fondo, el caso.

Nuevamente vemos que los medios locales nos reportan a todo color y en primera plana el caso de un niño expósito, quien fuera abandonado por una jovencita en la banca de una iglesia (católica) y reportado por un sacristán, dándose aviso a las autoridades competentes quienes lo remitieron al DIF en donde se están encargando de él y que por cierto se ve muy contento en las fotos.

El problema es que esta iglesia, la católica, no permite que haya intercurso sexual entre las parejas fuera del matrimonio, en cuya situación se recomienda la abstinencia, y ya dentro del matrimonio, solo se acepta para procrear y se censura que se haga por placer; ergo, las parejas, en esta tesitura, tendrán todos los hijos que la eventualidad les depare, ya que no aceptan el uso de anticonceptivos que evitarían los embarazos no deseados y sus secuelas, amén de los niños expósitos como existen cotidianamente, en el mejor de los casos.

Esta situación ya la resolvió la Asamblea de Representantes del D.F. al permitir la suspensión del embarazo antes de las 12 semanas de gestación.

Es decir, si los seres humanos estamos integrados con un aparato reproductor para que no se extinga la especie, es totalmente natural el realizar el intercurso sexual, y lo contrario, es decir, la abstinencia, es una práctica aberrante, totalmente antinatural y ya sabemos lo que pasa con esta abstinencia forzada: la proliferación de pedófilos entre sus filas, como es público y notorio. La solución es educar en la sexualidad humana desde que se tiene la posibilidad de ejercerla, hasta la adultez, para hacerlo responsablemente.
Hasta el momento no hemos sabido de la asistencia que la iglesia le esté dando a este niño expósito, sin perjuicio de reconocer la labor altruista del padre Ángel, de todos conocida. No se vale. O usted, lector de amplio criterio, ¿qué opina?

2 Comentarios:

zaid dijo...

He leído detenidamente este escrito, y coincido con muchas cosas de lo escrito. Mi opinión es que vivimos en un mundo, donde entre otras cosas, vivimos cuestionando las actuaciones de los demás. Será criticada la decision de desconectar a alguien que vive artificialmente, pero "nadie" antes de criticar tal accion se ha puesto en los zapatos de esos familiares para sentir en carne propia tan tremenda e irreparable situacion, no vale decir que ellos, los que critican, no harian lo mismo porque no han vivido la situacion, y sólo cuando se vive puede uno opinar, pero asi estamos, hablando de los demas sin preocuparnos de nosotros
tambien coincido ampliamente en la dadivosidad de algunas personas que alegando la palabra de Dios o de cualquier ser superior, no miran hacia abajo para ver las necesidades de las personas, por eso ...mejor que decir es hacer, pero hacer de corazon y entendiendo
Me gustó mucho lo que expone, es la cruda realidad.-
zaidena

Sergio Amaya dijo...

Estimado Maestro Juárez, estoy en total acuerdo con usted en cuanto a que es asunto de los familiares la toma de tan importante decisión, pero noto cierto antagonismo hacia la religión católica, misma situación cuando se refiere a la abstinencia. Sabemos que no se debe generalizar, pues ha habido casos muy sonados de pedofilia entre laicos, no por ello menos reprobable. Reitero a usted mi respeto y aprecio. Saludos



El contenido plasmado en este blog es producto de la reflexión de su autor, de sus colaboradores y de los pensadores que en él se citan. Cualquier semejanza con la realidad o alguna ficcón literaria, televisiva, psicótica paranoide o de cualquier otra índole es mera coincidencia

Periplos en red busca crear espacios intelectuales donde los universitarios y académicos expresen sus inquietudes en torno a diferentes temas, motivo por el cual, las opiniones e ideas que expresan los autores no reflejan necesariamente las de Periplos en red , porque son responsabilidad de quienes colaboran para el blog escribiendo sus artículos.



Periplos en Red

Grab this Headline Animator

 
Ir Abajo Ir Arriba