De la competencia...

2

Por el Mtro. Rodrigo Juárez Ortiz


El competir, o sea el contender dos o más personas para lograr la misma cosa, nos lleva a la competencia, lógicamente, para el logro de una pluralidad de objetivos, lo cual nos lleva a la competitividad o sea, a adquirir la susceptibilidad de soportar la competencia de otros.

Desde tiempo inmemorial el ser humano ha vivido bajo esta premisa en la lucha por la vida, por la subsistencia, por mejorar su nivel de vida en todos sentidos, por ser mejor per se y para quienes le rodean.

En suma, el competir es sano, enriquecedor, positivo y deseable, incluso, siempre y cuando se trate de utilizar los propios recursos: humanos, financieros y/o materiales, en igualdad de circunstancias frente a nuestros competidores, eso honra, enaltece, gratifica y el triunfo se disfruta a plenitud; pero cuando se trata de obtener el “triunfo” haciendo trampas, poniendo obstáculos, traicionando, mintiendo, actuando con ventaja, induciendo al error, corrompiendo para obtener el triunfo, eso es ser ventajista, ser indigno, traidor, incompetente, corrupto, despreciable, escoria humana y, en consecuencia, el supuesto “triunfo” ya no lo es.

De esta guisa, estamos de acuerdo en desarrollar una sana competencia como pueblo, frente a todos los pueblos del orbe en áreas viables, inmersos como estamos, aún en contra de nuestras realidades, en un fenómeno de globalización brutal.

Nos llamó la atención, en consecuencia, saber que un investigador del Centro de Investigación para el Desarrollo, A.C. en su trabajo: “Inglés y Computación en México: Déficit y Brecha de Habilidades” nos habla de lo atrasados que estamos en estos rubros, lo que se refleja en la desigualdad del país, y también en los limitantes para su crecimiento.

Así nos habla de cifras y porcentajes penosos por cuanto a dominio del inglés y de la computadora, pero lo grave es que ambos rubros van de la mano con el ingreso familiar y la escolaridad (El Sol de Acapulco, 15/ III/ 09 págs. 1 y 4 B).

Sin embargo cabe preguntarse si como pueblo queremos correr antes que aprender a caminar.

En efecto, en ciertos niveles de educación es válido y necesario, solo que en otros, lamentablemente, tenemos que superar graves carencias que son de previo y especial pronunciamiento.

Primero es el ser y luego el modo de ser. Primero hay que estar sanos y después ya podemos pensar en si queremos ser bomberos, atletas o la actividad que se prefiera. Es el caso lamentable, que en Guerrero y otros estados de la República se padece hambre y desnutrición crónicas, lo que hace que estemos creando débiles mentales, sí, leyó bien, débiles mentales, lo cual, adminiculado al consumo de estupefacientes por parte de nuestros jóvenes de las áreas urbanas y ahora ya también en las rurales, no promete ningún futuro halagüeño para las próximas generaciones; problema prioritario que hay que atender y resolver. Sabemos ya, por desgracia, que el Programa de CONAFE, en educación básica comunitaria que atiende a las comunidades de extrema pobreza en nuestro país, en 2007, fracasó pues el 94% de alumnos de ese sector no adquirió las habilidades suficientes de comprensión de lectura y el 54 % fue insuficiente en conocimiento de matemáticas e igual ocurrió con el 49.3 % en español.

Con esta lacerante realidad, ¿estamos en condiciones de aplicarnos en el inglés y la computación a nivel global? ¿Si dominamos estas áreas ya encontraremos trabajo donde no existe? Primero tenemos que abatir el analfabetismo que todavía impera en nuestro país. Habría que ver el contenido de las lecturas de quienes ya saben hacerlo: pasquines de violencia, sexo, iniquidades, etc., ¡Me doy!

Esto me recuerda a una madre quien me decía con mucha presunción y jactancia que su hijo hablaba 7 idiomas y conociendo al sujeto de marras le dije que para decir las mismas burradas que decía en español pero en 7 idiomas, no le encontraba el mérito.

Sí, que estudien inglés y computación, pero primero hay que resolver el problema educativo en México, área que está en manos (con las excepciones de siempre) de sindicalistas corruptos, de profesores ignorantes, faltistas, huelguistas, abusivos, prepotentes, autoridades ineficientes y cómplices; atender el problema de la venta y consumo de drogas en las escuelas; recuperar espacios públicos de solaz para los niños y jóvenes; implantar el orden y la seguridad y otras múltiples carencias que tenemos que resolver y ya después platicamos. O usted, consciente lector, ¿qué opina?

2 Comentarios:

Fdo. R. Baños dijo...

Con la idea de complementar las ideas expresadas por el Mtro. Rodrigo Juárez en el primer párrafo de su interesantísimo artículo, me permitiré transcribir a continuación algunas ideas transmitidas por David Calderón (Mexicanos Primero, A. C.) a propósito del mismo tema: "...no se trata de competir, sino de ser competentes. Competir (del latín competere) es contender contra otra persona; competencia (del latín competentia) se refiere a ser competente. En una palabra a ser apto. Pero, ¿apto para qué?, para la vida y durante toda la vida...justamente en la respuesta a esta pregunta, encontramos la característica más relevante de las competencias. Una persona competente tiene los elementos que necesita para vivir de una manera satisfactoria, ganarse la vida, resolver los problemas que se le vayan presentando, convivir con los demás, y ser valioso para la comunidad en donde vive. Así, utiliza en conjunto conocimientos, destrezas y habilidades, valores y motivaciones no sólo para responder exámenes, sino que sabe hacer uso de ellos en el día a día." (El Financiero, 19/XI/08, pág. 28). Interesante, ¿no? ¡Saludos!

FaunO dijo...

Hoal como estas?

Pues bien, yo soy de Argentina, y quizás me podrían decir que no puedo opinar en ciertos aspectos de tu país, ya que no resido allí.

Pero es que yo creo que por como lo describes tan cristalinamente, si en vez de México colocarías Argentina, no cambiaría demasiado..

Yo desde mi punto de vista creo que la copetencia, tal como la defines es como debería ser... pero creo que son más lo que utilizan el método del engaño y corrupción para poder ganar... o no?

Ojalá que la gente entre en conocmientos sobre las cosas básicas, y que juntos cambiemos además los medios de comunicación que nos ataladran la cabeza con informaciones que si las pensamos bien, no deberían importarnos.. todo se limita a los asesintatos, a violencia..

Acaso puede vivir la gente siempre mal y decepcionada de su país?

Creo que hay tantas cosas que se deben cambiar, que no son los gobernantes los unicos que pueden, pues en este momento creo que deberíamos empezar por el pueblo.. porque los países son del Pueblo, no de los gobernantes..

Un fuerte y cordial saludo

Guillermo E. Tibaldo.Santa Fe, Argentina. 17 Años



El contenido plasmado en este blog es producto de la reflexión de su autor, de sus colaboradores y de los pensadores que en él se citan. Cualquier semejanza con la realidad o alguna ficcón literaria, televisiva, psicótica paranoide o de cualquier otra índole es mera coincidencia

Periplos en red busca crear espacios intelectuales donde los universitarios y académicos expresen sus inquietudes en torno a diferentes temas, motivo por el cual, las opiniones e ideas que expresan los autores no reflejan necesariamente las de Periplos en red , porque son responsabilidad de quienes colaboran para el blog escribiendo sus artículos.



Periplos en Red

Grab this Headline Animator

 
Ir Abajo Ir Arriba