Sin códigos 2

1

Por Zaidena

El reloj del hall daba las 8:15 cuando Luisa llegó a su despacho. Mario le trajo un café negro muy cargado, siempre lo tomaban así cuando sus noches habían sido complicadas.

__ Antes de que preguntes nada __dijo Mario__ ya llamé a autopsias y no hay nada.

__ Está bien __dijo Luisa __ adelantémonos y vayamos al laboratorio a charlar un rato con sus colegas y volvamos.

__ Ese Laboratorio Aumé S. A., ¿queda en Ovidio Lagos al 3000? Preguntó Luisa.

__ Sí, ¿por…?

__ No sé, me suena por algo, desde anoche estoy tratando de ubicar por qué y no hay manera... en fin… ya me vendrá a la mente.

Cuando llegaron, como era una visita concertada, los estaban esperando. Un empleado los llevó hasta el despacho del dueño (en realidad era, además del dueño, el gerente general de la empresa), el Sr. Federico Aumé, yerno del socio fundador, ya fallecido. Este era un hombre joven, de aproximadamente 40 años, muy solícito, educado, simpático y predispuesto para con ellos.

Luego de las presentaciones de rigor, el Sr. Aumé habló maravillas del occiso en lo referente a lo laboral y a lo personal.

Le pidieron ver el laboratorio donde trabajaba y éste, inmediatamente, llamó a un empleado para que los acompañara ya que él no podía, pues tenía una reunión. Cosa comprensible, pensó Luisa, dada la magnitud del laboratorio sus compromisos deberían ser múltiples. Se saludaron amablemente y partieron para el gabinete.

En el trayecto Luisa le comentó a Mario:

__ ¿Viste cómo tenía las manos mojadas? ¡Pobre tipo! ¡Qué castigo! Con ese problema en cualquier momento podría quedar electrocutado usando la compu. Ambos rieron de la ocurrencia.

Llegaron al laboratorio, fue entrar y quedar deslumbrados, eran tan inmenso, tan equipado, parecían estar en un mundo diferente.

El empleado que les servía de lazarillo les señalaba los sectores y qué se hacía en cada uno de ellos. Básicamente, se hacían remedios y drogas para consumo interno del país y para exportar. Les comentó que muchas de las drogas y los remedios se enviaban a la sucursal de CAUCA, en Colombia, lugar donde también había un grupo de trabajo altamente capacitado y calificado, y que desde ahí se exportaba a toda Centroamérica y también, por supuesto, para el consumo Colombiano.

__ Estas drogas son la base de determinados antibióticos __explicaba el empleado__ pero también tenemos otro sector, aquel de allá, ¿lo ven? __señaló el empleado__ es el que está cerca de la gerencia de donde vinimos. Es en ese sector donde trabajaba Javier, ahí es puramente estudios e investigaciones, grandes hallazgos salieron desde ese lugar, casi podría decirse que las mejores fórmulas salieron de ahí.

__ ¿Podemos ver? Preguntó Luisa.

__ Todo suyo, pasen… pasen tranquilos, mientras ustedes miran voy a dar unas instrucciones en mi sector y vuelvo.

__ Si, si, ningún problema __dijo Mario__ acá lo esperamos.

Entraron, luego de ponerse barbijos, telas sobre sus zapatos y una bata blanca que cubría todas sus ropas. Un gran número de personas trabajaba ahí. Parecían mariposas blancas rondando en el habitáculo, todos tenían barbijos, gorros, era como estar en un mundo de anónimos.

Pidieron hablar con uno, luego con otro y otro, y todos coincidieron: Javier era excelente, no tenía enemigos, era muy buen compañero. Nada, ningún indicio de nada.

Cuando su lazarillo volvió, se despidieron de todos, dieron las gracias y volvieron al auto para regresar al departamento, la imagen de todo lo visto había sido buena. Sólo esa sensación interna que Luisa no podía manejar. Inconscientemente sacudió su cabeza para espantar ese sentimiento.

__ ¿Qué pasa Luisa? __dijo Mario__ ¡Algo te preocupa!

__ No, nada. Es sólo un presentimiento que no puedo explicar, pero que ya pasará, creo que el olor de esos ingredientes para las drogas me ha dado un poco de alergia, para colmo nunca llevo pañuelos en la cartera.

__ ¡Esperá! Te doy el mío, lo tengo en el auto dentro del maletín.

__ No Mario, gracias, en este bolsillo tengo descartables. Metió su mano en el bolsillo y con alivio notó que ahí estaban. Los sacó presurosa y al hacerlo un papel prolijamente doblado cayó al suelo, cerca de sus pies.

__ Mario __dijo aún soplándose la nariz __fíjate qué es eso que se me cayó del bolsillo, por favor.
__ Bueno __dijo, se agachó, tomó el papel, lo desdobló y al leerlo su cara se puso lívida__ ¿Qué es esto Luisa?

__ ¿Qué cosa?

__ Esto, escuchá lo que dice: investiguen a Federico Aume, el debe saber qué paso. A Javier seguro que lo asesinaron… investiguen por favor…

__ ¿Qué estás diciendo Mario? ¿Cómo podría yo tener eso en el bolsillo?

__ Creo que te lo pusieron en algún momento dentro de la empresa. Deberíamos investigar, ¿no te parece?

__ ¡Ni que lo digas! Vayamos rápido y mientras, lo voy leyendo bien.

__ ¿Qué pensás? Le preguntó Mario al ver que lo había terminado de leer.

__ Por los trazos estamos ante la escritura de un hombre de entre 40 y 50 años, muy seguro, pero muy nervioso, su escritura denota también una leve dificultad respiratoria, fíjate cómo deja sin unir las palabras. No puedo seguir sacando más conclusiones porque es muy poco lo escrito, pero algo tenemos. Ahora sí Mario tenemos muchísimo trabajo. Lo primero que haremos al llegar es pedir la autopsia. Mucho depende de ese resultado la credibilidad de este anónimo que igualmente vamos a investigar.

__ Si, por supuesto. Dijo Mario.

1 Comentario:

FaunO dijo...

Jejeje

Que bueno Zaid!!!

Me encantó este capitulo, de a poco me vas antremañando de a poquito, de a poquito jejeje

Esta muy buena... Te felicito

Cariños y muy buena suerte

Guillermo Exequiel Tibaldo



El contenido plasmado en este blog es producto de la reflexión de su autor, de sus colaboradores y de los pensadores que en él se citan. Cualquier semejanza con la realidad o alguna ficcón literaria, televisiva, psicótica paranoide o de cualquier otra índole es mera coincidencia

Periplos en red busca crear espacios intelectuales donde los universitarios y académicos expresen sus inquietudes en torno a diferentes temas, motivo por el cual, las opiniones e ideas que expresan los autores no reflejan necesariamente las de Periplos en red , porque son responsabilidad de quienes colaboran para el blog escribiendo sus artículos.



Periplos en Red

Grab this Headline Animator

 
Ir Abajo Ir Arriba