Trabajo coordinado por Psic. Fernando Reyes Baños


En la séptima edición de su libro Psicología educativa, editado en México por Prentice Hall, Anita E. Woolfolk (1999) sugiere a los profesores hacer que sus clases sean lo más significativas posible porque de esa manera facilitarán el aprendizaje de sus estudiantes. Para ilustrar la importancia de esta sugerencia, presenta en su libro el siguiente ejercicio:


a) Lea a continuación las tres líneas de letras que se presentan.

1. KBVODUWGPEJMSQTXNOGMCTRSOLXAN

2. LEER SALTAR TRIGO POBRE PERO VERLO

3. LOS CABALLEROS MONTABAN CABALLOS

b) Lea la línea 1. Mírela por un segundo, aparte su vista de ella y trate de escribir en una hoja las letras que recuerde. Luego, repita este procedimiento con las líneas 2 y 3. Cada línea tiene el mismo número de letras, pero es muy probable que recuerde todas las letras de la línea 3, una buena cantidad de la línea 2 y muy pocas de la línea 1.


Este mismo ejercicio se presentó en el número 21 correspondiente al mes de marzo de 2007 de la revista Periplos. Travesías para el aula y mucho más…, publicación interna de la Universidad Americana de Acapulco, para que alumnos de dicha institución concursarán con las mejores respuestas que pudieran formular a preguntas que se hicieron en torno al ejercicio referido. Estas preguntas fueron las siguientes:

I. ¿Por qué es más difícil recordar las letras de la línea 1 que las de la línea 2 y 3?
II. ¿Qué relación tiene este ejemplo con la sugerencia que la autora hace a los profesores?
III. ¿Qué debe hacer un profesor para que su clase sea significativa?

Desde luego que, Woolfolk explica en su libro por qué es más fácil recordar las letras de la línea 3 que las de la línea 2 y las de la línea 2 que las de la línea 1, y aunque su explicación fue omitida en la publicación, no se consideró importante el hecho de que los estudiantes pudieran consultar libremente dicha fuente para formular sus respuestas. Estas, finalmente, serían valoradas por su originalidad y fundamentación.

A continuación, presentamos las tres mejores respuestas a las preguntas que se hicieron en torno al ejercicio de Anita Woolfolk. Es necesario aclarar que tales respuestas fueron revisadas y su estilo corregido para su publicación en esta revista:



Madelines Uranga Cortés (2º semestre de psicología):

Resulta más difícil recordar las letras de la línea 1 que las de la línea 2 y 3 porque la mayoría de las personas perciben mejor esta clase de estímulos cuando se les presentan en conjuntos "significativos", ocurriendo el efecto contrario cuando se les presentan en conjuntos de letras no relacionadas entre sí.

La relación entre este ejercicio y la sugerencia que la autora hace a los profesores es que estos deben facilitar el aprendizaje de los estudiantes basándose en estímulos que sean significativos, es decir, que tengan sentido para ellos por la relación que el profesor establezca con sus conocimientos previos. Esto permitirá que los estudiantes perciban, capten y comprendan mejor los contenidos que se revisen en clase, lo cual, aumentará la probabilidad de que su aprendizaje sea permanente.

¿Que debe hacer un profesor para que su clase sea significativa? Estar consciente de lo qué significa ser un buen maestro. Nunca perder de vista su vocación, esa satisfacción que sienten al enseñar, al preparar y transformar a jóvenes estudiantes, y sobre todo, al compartir sus conocimientos. ¿Que debe hacer un profesor para que su clase sea significativa? Nunca dejar de prepararse (ya que nunca se termina de aprender), hacer de sus clases una experiencia interesante a través de técnicas y estrategias de enseñanza-aprendizaje, propiciar la participación de todos en el grupo, y lo más importante: Establecer confianza con sus estudiantes para que cualquiera de ellos se sienta con libertad de expresarle sus dudas.

Lo peor que puede hacer un maestro es no prepararse y llegar a su clase a improvisar. No hay fórmula más fácil que esa para que su clase se vuelva tediosa y aburrida.


Nadia Estrada Martín (2º semestre de psicología):

Es más difícil recordar las letras de la línea uno que las de la línea dos y tres porque, a diferencia de aquellas, la línea uno está conformada por letras que no tienen relación entre sí, por lo que en conjunto, no aportan ningún significado que nos facilite esta labor. Un problema semejante vivimos a veces los estudiantes cuando algunas de nuestras clases no parecen tener sentido para nosotros. Imposible decir que tales materias sean inútiles o intrascendentes, pero… ¿Podemos afirmar lo contrario? Pareciera que nuestra educación universitaria siempre está al acecho de convertirse en una serie de materias, clases y horas en las que nos esforzamos por aprender cosas que el próximo semestre olvidaremos. ¿Será porque no tenemos cerebro o porque no tenemos interés por aprender? Mi mejor respuesta es: Porque se nos dificulta ver la utilidad que pueda tener el conjunto colosal de datos provenientes de tales materias. ¿Cuándo vamos a aplicar lo que conocemos? ¿Por qué debemos estudiarlo?

Me parece que éstas son preguntas que todo docente y estudiante deberían hacerse si de veras pretender transformar positivamente su proceso de enseñanza-aprendizaje. Un gran profesor no es aquel que transmite solamente conocimiento veraz y enciclopédico. Un gran profesor, además de poseer la cualidad anterior, también es capaz de hacerle ver a sus estudiantes la utilidad del conocimiento, que junto con ellos, construye.

¿Qué debe hacer un profesor para que su clase sea significativa? La pregunta del millón sin duda. En mi opinión, lo primero es que el profesor quiera que su clase sea significativa. Para ello, resultará importante que el docente esté dispuesto a tomar en cuenta el nivel de sus estudiantes y sus intereses a la hora de impartir clases. Las clases deben estar enfocadas no sólo a cumplir con un programa académico si no también a satisfacer, dentro de la materia, las inquietudes, limitaciones e intereses de los estudiantes. Es importante que el docente esté al tanto de las peculiaridades de cada grupo. No es igual un grupo que otro aún cuando pertenezcan a la misma carrera. Lograr esto implica que el profesor invierta el tiempo que haga falta para conocer mejor a sus estudiantes; implica que el primer día de clases, cuando la mayoría de los profesores preguntan qué es lo que esperamos de la materia y del profesor, nuestras opiniones sean tomadas con la debida consideración.

Ciertamente, todo esto implica mucho esfuerzo de parte del docente porque debe investigar más, prepararse lo mejor posible y crear nuevas formas de motivar a sus estudiantes. Los monólogos no son suficientes. Necesitamos prácticas, películas, entrevistas, debates, competencias, anécdotas... ¡En fin! Necesitamos situaciones que se aproximen lo más posible con lo que encontraremos, en un futuro próximo, en los escenarios reales ligados con la disciplina en la que nos estamos formando.


Janeth Diaz Mosso (4º semestre de psicología):

¿Por qué es más difícil recordar las letras de la línea 1 que las letras de las líneas 2 y 3? Porque la línea 1 está conformada por un único grupo de letras dispuestas, aparentemente, de forma aleatoria, lo cual, impide que haya algún tipo de familiaridad con el lector. El caso de la línea 1 contrasta moderadamente con la situación que encontramos en la línea 2 (letras agrupadas en palabras que no guardan relación entre sí). Un material sin sentido (grupo de letras de la línea 1) es más difícil de memorizar que un material con cierto significado para el lector __que las palabras de la línea 2 no estén relacionadas entre sí obstaculiza todavía que haya para el lector una experiencia completamente significativa__. La línea 3 es la que más fácilmente puede memorizarse porque las palabras que componen esta frase tienen congruencia entre sí, es decir, son potencialmente significativas para el lector. Los estudios de Ebbinghaus concluyeron que la familiaridad ejerce un poderoso efecto en el aprendizaje y la memoria (1).

Además, el tiempo es un factor importante también. Mientras que un segundo sería suficiente para almacenar las palabras que conforman la frase de la línea 3, probablemente sería necesario más tiempo para almacenar varias de las letras contenidas en la línea 1, aún cuando las tres líneas comparten el mismo número de letras. Cuanto menos significativo es lo que se aprende más fácilmente puede ser olvidado. ¿Qué pasa con la línea 3? Debido a que el lector puede saber de antemano qué es un caballero (combatiente que va a caballo) y qué es un caballo (animal que puede ser montado), la relación de tales elementos en una oración significativa le permiten utilizar sus nociones previas (esquemas) para comprender lo que esta oración quiere decir y memorizarla más fácilmente.

¿Qué debe hacer un profesor para que su clase sea significativa? Definir los conceptos de manera clara, precisa y comprensible, recalcar su importancia en ejemplos, mostrar su utilidad y mencionarlos repetidamente; procurar que sus clases sean participativas y amenas; y realizar esquemas cuya elaboración considere, además de los contenidos nuevos a tratar, contenidos que los estudiantes ya sepan.

Finalmente, J. I. Pozo sugiere a los docentes algunos puntos que deben tomar en cuenta al momento de impartir clases (2):

1. Partir de los intereses y los conocimientos previos de los estudiantes.
2. Graduar la cantidad de información nueva que aporten para su revisión.
3. Procurar que los estudiantes resuman y automaticen los conocimientos básicos de cada tema.
4. Variar las tareas y actividades de aprendizaje que propongan.
5. Organizar y conectar unos aprendizajes con otros.
6. Promover la reflexión en los estudiantes sobre sus propios conocimientos.
7. Enseñarles cómo planificar y organizar, por ellos mismos, su aprendizaje.


Referencias

(1) Hothersall, David (1997). Historia de la psicología. México: McGraw Hill Interamericana.
(2) Centeno López, María Guadalupe y Silvia Gil Medina (2006). Construcción de aprendizajes significativos, Esquemas o estructuras mentales. Consultado en marzo 10, 2007 en http://www.lapaginadelprofe.cl/mapmentales/map1.htm.

1 Comentario:

Estudiantes universitarios dijo...

muy interesante el blog! los invitamos a pasar por el nuestro!
www.estudiantesuniversitarios.wordpress.com



El contenido plasmado en este blog es producto de la reflexión de su autor, de sus colaboradores y de los pensadores que en él se citan. Cualquier semejanza con la realidad o alguna ficcón literaria, televisiva, psicótica paranoide o de cualquier otra índole es mera coincidencia

Periplos en red busca crear espacios intelectuales donde los universitarios y académicos expresen sus inquietudes en torno a diferentes temas, motivo por el cual, las opiniones e ideas que expresan los autores no reflejan necesariamente las de Periplos en red , porque son responsabilidad de quienes colaboran para el blog escribiendo sus artículos.



Periplos en Red

Grab this Headline Animator

 
Ir Abajo Ir Arriba