De la quimera…

2

Por el Mtro. Rodrigo Juárez Ortiz


Todos sabemos que en lenguaje figurado una quimera es una creación de la mente, que se toma como algo real o posible, amén de que constantemente los humanos tenemos “sueños guajiros”, sin embargo se vale soñar o también vale decir que soñar no cuesta nada.

Estamos inmersos, como sucedió el fin de semana anterior en el estado de Guerrero, en una verdadera efervescencia política. Se celebraron pre-campañas para que los aspirantes a ocupar un cargo de elección popular, fueran postulados por sus partidarios para unas elecciones internas y de los triunfadores se postularan, ahora sí, como candidatos de su partido a dichos cargos.

Nadie ignora que las cuestiones que se manejan en el ámbito de las ideologías (totalmente subjetivas) como la religión o la política, producen la exaltación de las pasiones. Las contiendas en vez de ser unas verdaderas fiestas cívicas, se convierten en riñas atroces o en fricciones personales que tardan tiempo en resarcirse de los daños causados.

De esta guisa resulta un verdadero vía crucis el restañar las heridas que la pasión desenfrenada por lograr el triunfo ocasionan, cuando éstas se desbordan.

Sin embargo acabamos de vivir una paradoja, algo que nos inquieta y nos produce incertidumbre.

Resulta que los medios impresos, después de los comicios de las pre-campañas que acaban de celebrarse, nos hablan de que: “En calma se dio una masiva participación ciudadana”; “Todo en paz”; “Positiva la participación ciudadana en elección interna del PRD”, dijo un precandidato; “Reconoció elecciones sin violencia”, dijo otro; en fin, que de acuerdo con estas notas, todo se dio como miel sobre hojuelas.

Sin embargo, y aquí viene la vuelta hacia la realidad, resulta que no se han hecho esperar las quejas, las denuncias, las inconformidades de quienes no resultaron ganadores en estas contiendas preliminares. Ya sabemos que los perdedores siempre sospechan o afirman de malos manejos en estos procesos. Pero también sabemos que los triunfadores alaban todo el proceso.

En la especie, ahora resulta que hay quien pide que se anulen las elecciones en Acapulco; que hay precandidatos inconformes ya que en títulos enormes, se anuncia que: “Hombres armados roban urnas en Paso Limonero”; que los precandidatos no comparten los resultados preliminares; que se repondrán votaciones en tres municipios del estado, por el retraso de la llegada de la papelería electoral; sin perjuicio de que en 8 columnas se anuncia que: “Revisarán elecciones” y que vendrán al estado, integrantes del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, porque hubo precandidatos que fueron a México a denunciar las irregularidades del proceso; así mismo, el Instituto Electoral del Estado de Guerrero, por conducto del Presidente de la Comisión Especial para la Tramitación de Quejas y Denuncias que en Octubre, dijo, (son las elecciones formales entre los partidos), no habrá violencia ni irregularidades y que en los comicios internos del PRD y el PRI es sano que estos institutos se fortalezcan y se legitimiza más la decisión al postular a sus candidatos. Es el caso que por un lado, se nos dice que todo estuvo bien, que todo estuvo en calma y por el otro lado nos enteramos de que hubo violencia, fraude, acarreo de votantes, promesas de dádivas, pago en efectivo por el voto y un sinfín de irregularidades, que están señaladas ahora en ambos partidos por quienes no resultaron ganadores.

Es obvio que mientras los actores políticos crean que traicionar, hacer trampa, engañar, prometer cosas que nunca van a cumplir, desorientar, incluso llegar a producir lesiones o mayores, entre militantes, y mientras sigan creyendo que la lucha por el poder debe de ser atroz, feroz y sin tregua, carente totalmente de ética, no saben en realidad lo que es y debe de ser la política, toda vez que quien actúa con verticalidad, con propuestas, con actitud conciliadora, creen que es un ingenuo incapaz de acceder al poder, cosa que la historia de la humanidad tiene muestras inequívocas del desacierto y equivocación que esto significa.

De esta suerte resulta una verdadera quimera el pretender ejercer la democracia, el pretender enriquecer nuestra civilidad, el soñar con un desarrollo político que nos permita elegir honesta y responsablemente a nuestros gobernantes, para que ellos, a su vez, gobiernen en beneficio de quienes los llevaron al poder con su voto. Así y sólo así, es como podemos convertir la quimera en realidad. Un verdadero ejercicio democrático. Vale la pena intentarlo. O usted, democrático lector, ¿Qué opina?

2 Comentarios:

Sergio Amaya dijo...

Qué importantes es que todos los ciudadanos y particularmente los jóvenes, nos demos cuenta del actuar de los Partidos existentes, en especial los tres grandes, que se sienten los dueños del País y no paran ante nada para seguir medrando en el erario. Estos jóvenes que aún no están tocados por el egoísmo ni por los intereses rastreros, se aglutinen según sus ideas y formen frentes políticos que sean escuchados, hasta lograr formar nuevos partidos, con los existentes nada podemos hacer para que México salga de este atraso social que cada día se va haciendo mas notorio. Bien por el Maestro Juárez, que tiene las palabras justas para explicarnos el problems. Saludoss

Fdo. R. Baños dijo...

Me parece que también es importante decir las cosas con claridad y, una forma de lograr esto, es siendo específicos cada vez que hagamos referencia a las cosas que ocurren en nuestro país: ¿Basta decir que en la propuesta del ejecutico sobre la reforma energética no aparezca la palabra "privatización" para creerle que no es su intención entregar, por completo, la industria petrolera a las trasnacionales? Cuando el jefe de policia de Guanajuato afirma que a su fuerza policiaca sólo se le enseña a resistir las torturas que podrían recibir de sus victimarios, pero no a torturar ¿De verás podemos creer en sus palabras? Pero el problema no está en si lo creemos o no (eso dependerá de cuán informados estemos y cuán informados queramos estar), el problema es que son aspectos que se procuran ocultar, censurar, desvirtuar, disfrazar, minimizar, etc.



El contenido plasmado en este blog es producto de la reflexión de su autor, de sus colaboradores y de los pensadores que en él se citan. Cualquier semejanza con la realidad o alguna ficcón literaria, televisiva, psicótica paranoide o de cualquier otra índole es mera coincidencia

Periplos en red busca crear espacios intelectuales donde los universitarios y académicos expresen sus inquietudes en torno a diferentes temas, motivo por el cual, las opiniones e ideas que expresan los autores no reflejan necesariamente las de Periplos en red , porque son responsabilidad de quienes colaboran para el blog escribiendo sus artículos.



Periplos en Red

Grab this Headline Animator

 
Ir Abajo Ir Arriba