Sin códigos 3

1

Por Zaidena

Llegaron al Departamento. Luisa le indicó a Mario que investigue todo lo relacionado con Federico Aumé mientras ella iba hasta autopsias. Cuando llegó, el Doctor Iván Alev, apoyado en su viejo bastón la hizo pasar enseguida.

__ ¿Qué me tiene Doc? Murmuró Luisa.

__ Venga Detective, acompáñeme, veamos juntos al cadáver.

Con paso lento llegó hasta la plancha de acero inoxidable donde estaba Javier Aranda, lo descubrió y le fue explicando a medida que iba describiendo su trabajo.

__ En respuesta a todo lo que le expliqué, saqué la conclusión de que su deceso se debió a un paro cardiorespiratorio.

__ ¡Menos mal! De no ser así, complicada sería la cosa.

__ Espere detective, espere… no se apure, le sigo explicando.

__ Cuando terminé de grabar el informe y le di la vuelta para revisar en profundidad su espalda con la lupa del techo, observé una imperceptible aureola que, al amplificar la cara de la lupa, reconocí como un pinchazo. Analicé el tejido epitelial que lo rodeaba y vi que estaba completamente alterado, es por eso que extraje una muestra y la envíe al gabinete de patología.

__ Siga Doc, por favor, lo escucho atentamente, estoy cada vez más intrigada.

__ Sigo: a resultas de todo esto, y recién por el interno, extraoficialmente aún, la Doctora Ana Luma, experta patóloga, como Usted sabrá, supe que el trozo de tejido epitelial remitido se encuentra completamente envenenado.

__ ¿Cómo... la piel envenenada? Masculló Luisa, atragantándose con sus propias palabras.

__ Sí __contesto el doctor__ eso es en principio, pero evidentemente por ahí ha entrado el veneno, así que tendrá que tener paciencia detective ya que hay que hacer una profunda y analítica autopsia de órganos, eso nos dará la realidad. ¿Para cuándo lo necesita?

__ Para ayer doctor, por favor… ¡para ayer!

__Está bien, quédese tranquila que lo haré urgente, si usted me permite, ya comienzo.

__ Sí, por supuesto. Sólo avíseme cuando sepa algo, por más ínfimo que sea, usted sabe el número de mi celular, no importa la hora, sólo llámeme.

Dijo esto y partió rauda para el piso inferior. Cuando llegó le dijo a Mario la noticia. Este no podía salir de su asombro.

__ ¡Sí, así es!, ¿vos averiguaste algo?

__ Sí, y tenías razón cuando decías que en algo te sonaba el laboratorio por su nombre y ubicación, hace dos años, el dueño del laboratorio se vio involucrado en un crimen que sucedió en su empresa. Una de sus secretarias administrativas fue violada y luego asfixiada. Murió por asfixia mecánica. La encontraron en una escalera que daba al garaje ubicado en el subsuelo. Por supuesto que Aumé salió libre de culpa y cargo gracias a un ADN que le hicieron para ver si concordaba con el semen encontrado en la víctima, Victoria Masó, y que salió negativo. Le hicieron ADN a todos los que trabajaban con ella, incluso también se le hizo al marido de la víctima, el bioquímico Carlos Guidi, quien trabajaba ahí en esa época. Eso es en grandes rasgos lo que sucedió, ¿algo de todo esto te llama la atención?

__ Sólo te puedo decir ahora Mario, que tenemos muchísimo para leer. Andá a buscar los expedientes de este caso, debemos leerlos detalladamente. Luego ubicá al marido de la secretaria muerta y cítalo, vamos a charlar un ratito con él.

En ese momento se dieron cuenta de que siendo las 17:00 hrs. aún no habían almorzado, así que llamaron al cadete para que les trajera unos sándwiches con una botella de jugo. Luisa le dijo a Mario que mientras llegaba lo pedido iría a poner al corriente al jefe de lo sucedido.

Eran las 19:00 hrs. cuando salió del despacho del jefe. Miró a Mario y le dijo:

__ Pidió refuerzos a Buenos Aires para que nos ayuden, mañana a la mañana llegarán. Ahora me voy a comer porque en realidad me duele mucho la cabeza y el estómago, seguro será del hambre que tengo.

__ Dale, yo ya comí, vos comé y después seguimos, te espero.

Terminó de comer y volvía de lavarse las manos cuando encontró al jefe en su escritorio. Mario le hizo una seña imperceptible con las cejas que ella entendió, pues después de trabajar mucho tiempo juntos no necesitaban hablar muchas veces, ya que con sólo mirarse se entendían.

__ ¿Qué pasa jefe? Le preguntó Luisa.

__ Estuve haciendo algunas averiguaciones; toqué puertas que están más alto que nosotros, y de resultas puedo decirles que esto se transformó en un caso sumamente caro a los intereses de gente de mucho dinero y que ocupan una alta posición política en nuestra sociedad. Ya he recibido tres llamadas de algunos “personajes” de la alta esfera política donde nos “sugieren” que no nos conviene remover este tema debido a que es un caso cerrado, y a su vez, que puede perjudicar el buen nombre y honor de un excelente ciudadano, empresario y padre de familia… ya saben ustedes a quién se refieren.

Luisa muy enojada, miró al jefe con severidad, y exclamó:

__ ¿Usted no pretenderá…?

__ No, no, Luisa pará, no me mal interpretes, vengo sólo a ponerlos al tanto de la complejidad de esto. Yo también quiero llegar al fondo de esto; además, es muy anticipado relacionar lo sucedido con la empresa o el empresario en cuestión. Sólo quiero claridad de criterios y excelencia en las investigaciones. Por todo esto, ya que llegaron los dos cuerpos del expediente anterior y que el resultado de la autopsia sólo estará mañana a primera hora, les pido y les “exijo” que en lugar de quedarse a leerlos acá, se vayan a su casa. Ahí los leerán más descansados y tranquilos. Mañana nos vemos acá a las 8:00 hrs. Ya me confirmaron desde Buenos Aires que a las 9 de la mañana llegará el agente especial Samuel Whiller.

Luisa y Mario automáticamente se miraron, cosa que no pasó desapercibida por el jefe, quien agregó:

__ ¡Sí, el mismo! El mejor criminalista del país. Su especialidad son las muertes por envenenamiento. Solicité el cambio cuando Luisa me contó lo que le dijo el Doc. El agente Whiller ha hecho un Master en New York al respecto y consideré que era el ideal.

__ Está bien… afirmaron ambos.

__ ¿Entonces nos dividimos los cuerpos de los expedientes para leer cada uno en su casa y nos vamos? Preguntó Luisa.

__ Así es __le contestó el Jefe__ nos vemos mañana. Descansen.

Organizaron los trabajos a leer, se los repartieron, y se fueron. En realidad estaban más ansiosos por leer que por descansar.

1 Comentario:

FaunO dijo...

Jejejeje

Otro gran CAPÍTULO Zaid!!

Ahora esstoy mas intrigado que nunca!! que cosa cdo aparecerá le asesino..?? jaja

Yo creo que debe ser Luisa (?) nah nah nada que ver jeje

Y es oque tengo tus capítulos pues me enviaste la novela, pero prefiero disfrutarlos por aca, de apoquito y con todo el jugo =)

Cariños

Guille...



El contenido plasmado en este blog es producto de la reflexión de su autor, de sus colaboradores y de los pensadores que en él se citan. Cualquier semejanza con la realidad o alguna ficcón literaria, televisiva, psicótica paranoide o de cualquier otra índole es mera coincidencia

Periplos en red busca crear espacios intelectuales donde los universitarios y académicos expresen sus inquietudes en torno a diferentes temas, motivo por el cual, las opiniones e ideas que expresan los autores no reflejan necesariamente las de Periplos en red , porque son responsabilidad de quienes colaboran para el blog escribiendo sus artículos.



Periplos en Red

Grab this Headline Animator

 
Ir Abajo Ir Arriba