De la oportunidad...

4

Por el Mtro. Rodrigo Juárez Ortiz

Recordando que la oportunidad es la calidad de oportuno y ello quiere decir lo que se hace o sucede en el tiempo, lugar o circunstancia a propósito o conveniente, estamos entonces ante la gran oportunidad que tiene el partido tricolor de volver por sus fueros.

Todos saben y conocen, en términos generales, la historia de este partido político desde su fundación como P.N.R, su paso como P.R.M. y finalmente como P.R.I. y se sabe, también, de las características y propósitos de su creación y de cómo, en el devenir de nuestra historia actual, fue un factor de unidad nacional, de creación y consolidación de nuestras instituciones, de progreso, de la transformación de nuestra sociedad rural en una sociedad inmersa en la industrialización y la urbanización de sus poblaciones, de su progreso en las diferentes ramas del saber, de la tecnología, de la ciencia, de la proliferación de las artes, así como del crecimiento y consolidación de nuestras clases medias, entre otros; solo que concomitantemente, en el ejercicio de la praxis política, se creó una figura vertical del poder, vía un presidencialismo a ultranza, de tal suerte nocivo y extremo que prohijó el abuso de su ejercicio, así como una corrupción galopante y una desmedida arbitrariedad en los privilegios que se adjudicó la clase gobernante, los políticos procedentes de ese partido a tal grado que se volvieron cínicos (léase “Memorias” de Gonzalo N. Santos, solo como muestra) y con una desfachatez sin límites, que incluso alguien de ese partido acuñó una frase que sigue teniendo adeptos entre los corruptos de todos los partidos al definir: “ Político pobre, pobre político” Sin comentarios.

A tal extremo llegó el abuso, la corrupción, el cinismo que no podían faltar los asesinatos políticos en la lucha por el poder para tener los privilegios que en su mejor momento gozaron y disfrutaron los titulares del absolutismo monárquico, en su caso.

De ahí la explicación del triunfo del partido azul en el 2000, cuando la ciudadanía estaba harta de tanto abuso extremo, que le dio la espalda al tricolor, solo que los azules, que se quejaban de los abusos de éste, cuando accedieron al poder, no solo repitieron estos extremos, sino que resultaron siniestramente peor, en un clásico “ quítate tu, para ponerme yo” y de los amarillos y de las otras tonalidades, también se sabe que no cantan nada mal las rancheras.

Ha sido tan inepta y discutible la intervención de los azules en especial y de los amarillos que la ciudadanía, en las elecciones llamadas intermedias, nuevamente se volcó en las urnas para darle un voto de confianza a los tricolores, haciéndoles recuperar plazas que se daban por perdidas, desde luego que porque supieron echar a andar toda su infraestructura partidaria, trabajando muy duro para ello y una que otra ayudadita, según quejas de sus opositores.

Es el caso que ahora, con vistas a las elecciones presidenciales se están preparando para contender en ellas los principales partidos, pero el tricolor se está evidenciando con toda la experiencia que tiene y está echando a andar a todos sus cuadros en donde hay, desde luego, gente muy talentosa, pero ahora el asunto es que el éxito o el fracaso de esas elecciones va a estar en el comportamiento de aquellos que ganaron en las recientes elecciones, es decir, que si se dieran los extremos de repetir los vicios de antaño, si se siguiera actuando con prepotencia, si se alejaran de las verdaderas causas populares, si siguieran en la demagogia y el disimulo, el hacer las cosas solo para la foto, y si continuaran con el execrable vicio de la corrupción, entonces es obvio que la ciudadanía quedaría en completo estado de indefensión, pues ya no tendría para donde correr o sea, ya no sabría por quien votar y de ahí las cifras escandalosas que nos reporta el abstencionismo.

Es necesario, pues, ya que estos tiempos así lo exigen, (y quien no lo vea así sufre de una total miopía política), que los partidos exijan a sus pre y candidatos a puestos de elección popular, así como a los que ya están ahora en el poder, que se manifiesten (no de dientes para fuera), con un sentido ético en su ejercicio, con eficacia y eficiencia en su desempeño público y con honradez y transparencia en el manejo de los recursos públicos, entre otros, pues la ciudadanía los tiene en observación, es decir, tratar de quitar de la palabra “político” la sinonimia de corrupto, demagogo y ventajista en síntesis, de cómo se desempeñen los actuales gobernantes del tricolor, dependerá el éxito o el fracaso de sus postulaciones para el 2012. Ya la ciudadanía aprendió. Esperamos que el partido también. O usted, vigilante lector, ¿qué opina?

4 Comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado maestro Rodrigo Juárez:

Me resulta curioso el leer su artículo, ya que el día de ayer miércoles en mi clase de “Derecho Parlamentario” abordé con mi profesor varios de los puntos que usted aquí expone y caigo en la cuenta, que atendiendo al clima político que se vive en nuestro país, es oportuno discernir sobre las tendencias electorales para la próxima sucesión presidencial.

Se lo he escuchado a usted y leído en alguno de sus artículos, la afirmación de que la historia de México no es más que la historia de sus constituciones, algo con lo que coincido totalmente y que viene a colación porque considero que hablar del poder y del presidencialismo en México, no es más que conocer la historia, desarrollo y comportamiento de una añeja institución de nuestro país: el Partido Revolucionario Institucional.

Efectivamente, estas famosas “elecciones intermedias” han permitido al PRI refrendar la gran aceptación que aún tienen de un significativo porcentaje de los electores, que, como bien lo indica, hace nueve años, cansados de las promesas de siempre y los ineficaces resultados de su actuar, optaron, no votar por el PAN, sino votar en contra del PRI, rompiendo así con una arraigada tradición de corrupción y “dedazos”.

La historia parece repetirse, con la diferencia de que no tendremos que esperar otros 70 años para verificar los resultados de un partido político, sino que con dos sexenios han bastado a la población para corroborar la ineptitud de muchos de nuestros gobernantes y la poca experiencia para gobernar de éstos, algo, que al partido castigado, le sobra.

Y no tendremos que esperar otros 70 años porque, afortunadamente, en la actualidad contamos con los medios suficientes que nos permiten estar al tanto de lo que sucede en las esferas políticas de nuestra nación.

¿Qué no pasó los mismo en el municipio de Acapulco de Juárez, qué se le permitió a al PRD gobernar por un tiempo y recientemente, por carencias en la pasada administración, regreso el PRI?

Pues lo mismo sucede y sucederá en muchas de nuestras entidades federativas, circunstancia que aplaudo porque, el partido que sea y esté en el poder, se verá obligado a un buen actuar que garantice su permanencia en el poder, ¿qué al fin de cuentas no es eso lo qué todos buscan?

Ya veremos que pasa en las elecciones del 2012, porque si de algo padecemos la mayoría de la población, es de mala memoria, hemos olvidado cuando preguntaban ¿quién mató a Obregón? y le contestaban “Calles-e” o más reciente aún ¿quién mató a Colosio? y nos respondían que “estaba pelón saberlo”, hemos olvidado los 2 de octubre, los fobaproas y un sinfín de circunstancias que, como no viví ni me constan, sería ridículo mencionarlas, pero algo que sí viví y de lo que estoy seguro, es que el regreso del partido de siempre al poder hará callar aquellos susurros que en el 2000 repetían: “ahora que roben otros”, parece que no resultó tan eficiente la premisa.

Un cordial saludo.


Miguel A. Garay Núñez.

Fdo. R. Baños dijo...

Hola Miguel:

Preguntas... muchas preguntas se me ocurren al respecto: ¿qué regresen "los de siempre", después de un castigo largo como el que tuvieron, hará más probable que, ya en el poder, gobiernen con "un buen actuar"? ¿De verdad los que ahora están en el poder dejarán la silla prsidencial así no más sin hacer uso, por ejemplo, de todo aquello que también le sobra a los del PRI: fraude, engaños, corrupción, etc.? Las elecciones que hubo son una cosa, las presidenciales son otras bien diferentes, pero ojalpa que todo salga como se supone que debe de salir y que en el proceso, cristalino, inmaculado y democrático, la balanza se incline hacia donde el peso la dririja. Finalmente, la juventud no es excusa para decir que tal cosa no se conoce porque no se vivió ni para decir que por no conocerla (por no haberla vivido)no puede constar que ocurriera de un modo o de otro; tal cosa se resuelve de una sola manera: estudiando la historia de nuestro país, que no sólo la versión oficial, la que cuenta sólo lo que es conveniente contar, la que sólo habla desde el punto de vista de quienes se sienten arriba de un pedestal, sino las diferentes historias que se han escrito en torno a nuestro pasado, haciéndolo de un modo crítico y sin contaminar nuestra interpretación por nuestras inclinaciones políticas, que en mucho pueden obnubilar nuestro juicio y nuestro entendimiento cabal de las cosas.

Saludos y gracias por compartir con nosotros tu oinión.

Anónimo dijo...

me da muchos gusto saber que tiene su pagina para comentar como siempre con bueno tino y exactitud sobre los aconteceres de acapulco, lo felicito y sere ahora fanatico de la misma.

chano rivera, quien lo recuerda con cariño

Anónimo dijo...

Qué tal maestro Fernando Baños:

Coincido con su comentario en razón de que los actuales gobernantes defenderán el lugar por el que durante mucho tiempo lucharon y se valdrán del medio que sea para conservarlo. Pero de lo que sí estoy casi seguro, es que no será tan prolongado como el partido anterior, las constantes reformas que han sufrido las leyes y códigos en materia electoral recientemente, reflejan el innegable interés de un mayor porcentaje de la población, gran parte joven, por los asuntos políticos del país, lo que no quiere decir que antes carecían, pero hoy en día es mucho más fácil acceder a la información, vamos, basta con estar viendo un video en Youtube para que cualquier partido político haga proselitismo o se envíen inmensas “cadenas” por correo electrónico con campañas de descalificación, que de alguna u otra forma funcionan como “cocowash” para sus lectores.

Yo sinceramente, aunque parezca paradójico, apoyo y reconozco los resultados que el Presidente Calderón ha tenido durante estos tres años de su administración, sé que se han descuidado algunos sectores, pero, a diferencia del Presidente anterior, el actual me inspira confianza, sabe lo que hace y está trabajando arduamente por reparar muchos de los descuido cometido por el gobierno anterior.

Históricamente, las ya citadas “elecciones intermedias” han influido significativamente en los resultados de las elecciones para renovar al Poder Ejecutivo, pero nada está escrito y podemos llevarnos muchas sorpresas.

Gracias por la observación que ha hecho respecto a la excusa de la juventud, la cognición con que lo ha planteado me ha ayudado a creer que no es tan cierto aquello que alguien alguna vez me dijo sobre que cuando no se tenga certeza de las cosa, es mejor no abordarlas, mucho menos tratándose de política o religión, pero a fin de cuentas, siempre habrá dos o más versiones encontradas y llegar a un consenso, no parece tarea fácil.

Saludos.


Miguel A. Garay Núñez.



El contenido plasmado en este blog es producto de la reflexión de su autor, de sus colaboradores y de los pensadores que en él se citan. Cualquier semejanza con la realidad o alguna ficcón literaria, televisiva, psicótica paranoide o de cualquier otra índole es mera coincidencia

Periplos en red busca crear espacios intelectuales donde los universitarios y académicos expresen sus inquietudes en torno a diferentes temas, motivo por el cual, las opiniones e ideas que expresan los autores no reflejan necesariamente las de Periplos en red , porque son responsabilidad de quienes colaboran para el blog escribiendo sus artículos.



Periplos en Red

Grab this Headline Animator

 
Ir Abajo Ir Arriba