"Avatar" de James Cameron

1

Por H.A.C.

Bienvenidos a la primera entrega de esta nueva sección de Periplos en red en la que nos ocuparemos, tanto de las películas de estreno como de las que vale la pena ver aunque ya no estén en el cine. En esta ocasión hablaremos de una de las películas más publicitadas y esperadas del 2009: Avatar del director James Cameron.

SINOPSIS: Trata de la historia de Jake Sully, un ex-marine que al enterarse de la muerte de su hermano gemelo es reclutado por una empresa, para cumplir con el contrato de su fallecido hermano, embarcándose de esta forma en una misión a Pandora, un planeta rico en un mineral sumamente valioso que la empresa va a recolectar; para cumplir con esta misión Jake formará parte de un proyecto denominado Avatar, gracias al cual viajan al planeta conectados a “clones” híbridos entre humanos y Na'vi (que son la raza alienígena autóctona del planeta), lo anterior para poder estudiar mejor a Pandora y tener mejores relaciones diplomáticas con los Na'vi, La aventura de Jake empieza cuando se separa de su grupo de investigación y conoce a la tribu de alienígenas que están estudiando.

A primera vista, parece ser una película que cumple con lo que promete: es divertida y fácilmente puede envolverte en la historia de casi tres horas de duración; puede preverse también que será una de las grandes favoritas de las masas, ya que cumple con todos los ingredientes de una “película taquillera”: tiene acción, romance, efectos especiales (hasta el hartazgo) y, “para variar”, tiene el concepto del “elegido”, todo ello con un trasfondo no tan oculto, pues implica el conflicto bélico entre dos razas diferentes debido a causas avariciosas, algo típico en la historia de la  humanidad, de ahora y siempre; finalmente, también maneja las emociones del espectador con escenas divertidas, tristes e, inclusive, angustiantes. En suma, podría decirse que Avatar no es una mala película, sin embargo (como todo) hay algunos aspectos que pueden resultarle disonantes a algunos espectadores y es que, en realidad, está llena de clichés de películas relacionadas con el tema de la guerra de razas, por ejemplo, hay escenas que son tomadas directamente de películas como “El último de los mohicanos”, “Danza con Lobos”, entre otras;  y si miran la película con mayor atención, se darán cuenta de que la estructura de la historia en su conjunto (idea supuestamente original de James Cameron) no es más que una nueva versión de “Pocahontas”, contando inclusive con varios elementos de la versión de Disney. Visualmente Avatar es buena (tuve la  fortuna de verla en 2D y 3D y, en las salas que cuentan con la tecnología para verla en este segundo formato, le agregan más calidad a la experiencia visual), pero el argumento no lo es tanto. Un punto a favor de esta película es que al menos mostrará a las generaciones más jóvenes un conflicto que, en esencia, puede considerarse como privativo de los seres humanos, lo cual les servirá de referencia para ver en lo sucesivo, películas que tratan un motivo similar.

En conclusión, la película es buena para ir divertirse, en este sentido, cumple su cometido. Está bien contada y es muy lineal. No es  recomendable ir  con la mentalidad de ver una historia original e  innovadora, pero si por ir a ver el despliegue grafico de la película y disfrutar una historia que nos divertirá y emocionará.

1 Comentario:

Fdo. R. Baños dijo...

Estimado Hugo:

Te cuento que ayer por fin pude ver Avatar. Fue, junto con mis padres, mi primera experiencia en 3D. La película me pareció excelente. Tiene, como afirmas en tu comentario, sus detalles: el principio es un poco aburrido y la historia no es, exactamente, de lo más original, pero creo que logra conectarse con el espectador a lo largo de sus casi 3 hrs. de duración (al final realmente deseas que acaben con el estereotipado militar némesis de Jake). Sólo hubiera deseado que, al margen de la película y de su tecnología _y para quienes esta experiencia sea ajena les pido disculpas por hacer mención de ello_, la gente que acude a las salas de cine supiera comportarse como espectadores educados y respetuosos para con el resto de quienes sí deseamos ver la película por la que pagamos un excesivamente caro boleto de entrada. Esperando que esto sea diferente en otras partes del mundo, aquí en Acapulco (aún cuando el boleto sea caro y la función sea en 3D) muchos de los que entran a una sala cinematográfica lo hacen gritandose entre sí grocerías, hablando a todo volumen en medio de la función, pateando a los asientos de quienes están sentados adelante, etc. Es lamentable que no haya, al menos aquí, la cultura que le permita a la gente ver una función de cine tranquilamente. Hace años ir al cine era distinto: quizá no eran tan bonitos y no habían tantas distracciones alrededor, pero los precios eran más razonables y la gente estaba consciente de que no estaba sola en la sala, sino que era parte de una experiencia colectiva que se reunía en la oscuridad con un propósito único: ver y disfrutar de una función de cine. Así que, si alguno de esos incivilizados, ignorantes, inconscientes híbridos lee esto, pues ya saben que, lejos de parecer lo que desean proyectar, sólo ponen en evidencia su ridícula estupidez. Saludos y... Hugo: ¡Felicidades por este primer artículo de "Desde la butaca"!



El contenido plasmado en este blog es producto de la reflexión de su autor, de sus colaboradores y de los pensadores que en él se citan. Cualquier semejanza con la realidad o alguna ficcón literaria, televisiva, psicótica paranoide o de cualquier otra índole es mera coincidencia

Periplos en red busca crear espacios intelectuales donde los universitarios y académicos expresen sus inquietudes en torno a diferentes temas, motivo por el cual, las opiniones e ideas que expresan los autores no reflejan necesariamente las de Periplos en red , porque son responsabilidad de quienes colaboran para el blog escribiendo sus artículos.



Periplos en Red

Grab this Headline Animator

 
Ir Abajo Ir Arriba