Cenizas de cristalera

5


Por Guillermo Exequiel Tibaldo

Ya no deseo mirarme al espejo, no por mis años, aunque a todos confunda con esa burda mentira, sino porque siento que no podré verme como cuando me creía sincero, cuando me sentía querido. No en esta soledad desteñida, cubriéndome con los escombros de mi pasado, con esos ladrillos rojos que tanto me gustaban. ¿Será que me encierran las paredes y no puedo gozar de libertad? Creo que encontré la respuesta una vez y la olvidé al pensar en el pasado al segundo siguiente.

He dejado sobre la alfombra el vaso de vino de siempre, que me resisto a tomar por temor a que su sabor no sea el esperado. Lo miro hora tras hora sin notar que el tiempo pase, y descubriendo que jamás se evapora, que prevalece su ferviente color provocante ¿De verdad todavía es mi vino?

Entonces me atrevo, después de tanto, a acercarme a la sala del frente donde está el espejo, tapado por el armario que coloqué delante para no tener que verlo, para no sufrir aquel temor que ahora otra vez comenzaba a recorrer mis brazos.

Y al correr el armario a un costado para que aparezca el espejo, por mi mente circula la misma pregunta de antes, aquella que siempre temía, pero que apartaba a un lado para no cargar con la responsabilidad de responderla.

Al ver aquella superficie brillante me pregunto, entre sollozos de niño abandonado, por qué ya no puedo verme en él.

5 Comentarios:

Sofía dijo...

Hola, soy Sofi y quería animarte a que sigas escribiendo porque en estos tiempos donde todo está tan "lleno", cuesta ser original y tú lo eres.

Un abrazo

Guillermo E. TibaldO dijo...

Muchas gracias Sofia; te lo agradezco de corazón la buena onda que me das. Un beso y felicidad para vos

Fdo. R. Baños dijo...

Guillermo: ¡apoyo al 500% la moción de Sofi!¡Sigue escribiendo! Felicidades y, después de esta larga ausencia en Periplos en red, ojalá te veamos más seguido por aquí :) ¡Saludos cordiales desde México!

Anónimo dijo...

guille me gusto mucho!!! hacia rato que no leia algo de vos!! me alegro que hayas vuelto espero que no te vayas. un abrazo enorme... manu.

p/d: a veces me siento identificado con varios de tus cuentos.

Guillermo E. TibaldO dijo...

Fernando, muchas gracias por tu apreciación; no te preocupes que nuncam e he ido, siempre hago un seguimiento de la revista aunque no publique muy seguido, por lo que no te preocupes que tendrás siempre un fiel seguidor.. y muchas gracias por la buena onda.

Manuel, me alegra que te haya gustado; cierto es que hace mucho que no publicaba nada, pero nunca dejé de escribir, y creo que jamás podré hacerlo. Es como una maldición constante que no te lo permite. Ojalá ya no te sientas identificado con mis cuentos, porque en su mayoría no expresan felicidad, y la melancolía hace de la vida de los protagonistas una historia agobiante y sin ganas de ser contada. Espero que no te sientas como ellos, en la desesperación de no poder verte en un espejo, y más peor aun, no saber por qué no te reflejas en el..

Saludos a los dos, y muy buena suerte



El contenido plasmado en este blog es producto de la reflexión de su autor, de sus colaboradores y de los pensadores que en él se citan. Cualquier semejanza con la realidad o alguna ficcón literaria, televisiva, psicótica paranoide o de cualquier otra índole es mera coincidencia

Periplos en red busca crear espacios intelectuales donde los universitarios y académicos expresen sus inquietudes en torno a diferentes temas, motivo por el cual, las opiniones e ideas que expresan los autores no reflejan necesariamente las de Periplos en red , porque son responsabilidad de quienes colaboran para el blog escribiendo sus artículos.



Periplos en Red

Grab this Headline Animator

 
Ir Abajo Ir Arriba